ISLA DE LOS MUSEOS, ANTIGUA GALERÍA NACIONAL

Audio Guide length: 2.43
español Idioma: español

La Antigua Galería Nacional custodia una de las colecciones más importantes de pintura y escultura alemanas del siglo XIX.

El museo parece un templo griego y es obra del arquitecto alemán Friedrich August Stüler, que se basó en un boceto del emperador Federico Guillermo IV de Prusia. Su construcción duró 13 años y se inauguró en 1876, con la presencia del propio Federico Guillermo.

Sufrió graves daños durante la Segunda Guerra Mundial, y se restauró a finales del siglo pasado.

En la entrada puedes ver una inscripción que reza Der Deutschen Kunst, es decir, «al arte alemán», seguida de la fecha en números romanos de la finalización de las obras de la fachada, 1871. De hecho, el museo nació para ser el templo del arte nacional. Sin embargo, hoy en día alberga una colección de 1.800 cuadros y 1.500 estatuas que no son exclusivamente alemanas; cuenta incluso con una importante colección de pintores franceses, entre ellos Manet, Monet y Cézanne.

Te recomiendo que empieces la visita desde la tercera planta, la más patriótica, con las obras de los grandes artistas del Romanticismo alemán. Entre ellos, destaca Caspar David Friedrich. Te recomiendo los cuadros Monje a la orilla del mar, dominado por un paisaje infinito en el que la pequeña figura del religioso parece desvanecerse, y Abadía en el robledal, que te catapulta en un desolado cementerio en el que despuntan robles desnudos y muertos.

La segunda planta está dedicada a la pintura francesa, empezando por los impresionistas: Monet, Renoir y Degas ofrecen una interesante muestra de la producción artística francesa del siglo XIX. Concluye el segundo nivel una sección destinada al arte alemán de finales del siglo XIX.

En la primera planta, te adentras en el campo de la escultura, con las estatuas de estilo neoclásico de Johann Gottfried Schadow como protagonistas.

Al final de la sección dedicada a la escultura se encuentra la pintura realista, con obras de Courbet, Beckmann y Menzel. Este último, con sus grandes lienzos, te acompaña en un viaje por las rosas y espinas del Berlín de finales del siglo XIX.

 

Curiosidad: la colección de este espléndido museo debe sus propias raíces a un hombre en particular. Se trata de Joachim Wagener, banquero y apasionado del arte, que en el trascurso de su vida consiguió reunir una colección única, compuesta por 262 cuadros que, a su muerte, dejó en herencia al estado prusiano.

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en