NUEVA SINAGOGA, Presentación

Audio Guide length: 2.55
español Idioma: español

 

 

Hola, soy Juanma, tu guía personal, y junto a MyWoWo te damos la bienvenida a una de las maravillas del mundo: la Nueva Sinagoga.

 

La Nueva Sinagoga, Neue Synagoge por su nombre en alemán, es el edificio de culto hebreo más grande de toda Alemania.

El edificio que ves es una fiel reconstrucción de la sinagoga original, que quedó destruida tras los bombardeos de los ingleses en 1943. Es obra del arquitecto Eduard Knoblauch, que lo diseñó en estilo neoárabe, un estilo muy de moda a finales del siglo XIX para las sinagogas porque recuerda a los orígenes de Oriente Medio de los judíos.

El modelo de referencia de las sinagogas de la época era la Alhambra de Granada, el espléndido y majestuoso complejo de palacios que el sultán Muhammad ibn Nasr mandó construir en el siglo XIII.

Enseguida salta a la vista la brillante y maravillosa cúpula, uno de los elementos más característicos del barrio de Scheunenviertel y del cielo de Berlín en general.

La fachada está construida con ladrillos de terracota, pero la Nueva Sinagoga fue el primer edificio de Alemania construido también con hierro.

La sinagoga se inauguró en 1866 y era la más grande de la época, con una capacidad para más de 3.000 fieles.

 

El 9 de noviembre de 1938, durante la llamada «noche de los cristales rotos», los nazis intentaron prenderle fuego a la sinagoga, pero solo lo consiguieron en parte. Sin embargo, cuando llegaron al poder la profanaron y utilizaron como depósito militar durante la Segunda Guerra Mundial.

Después de la guerra, las labores de reconstrucción empezaron en 1988 con ocasión del 50º aniversario de la «noche de los cristales rotos», y terminaron en 1995.

 

Hoy en día, la sinagoga es tanto un lugar de culto para ceremonias religiosas como un museo y un punto de encuentro. Es la sede del Centrum Judaicum, que alberga exposiciones temporales, además de una exposición permanente con fragmentos y objetos que se han recuperado durante las labores de reconstrucción.

 

Me despido con una curiosidad: gracias a la valiente intervención de Wilhelm Krützfeld, el entonces jefe de la policía local, el 9 de noviembre de 1938 los nazis fracasaron en su intento de quemar la sinagoga por completo. El comandante desplegó sus fuerzas y junto a ellas defendió el edificio; de este modo, permitió que los bomberos apagaran las primeras llamas, tal y como recuerda la placa que ves sobre la fachada.

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en