CASTILLO, SEGUNDO PATIO Y PINACOTECA

Audio Guide length: 2.39
español Idioma: español

El segundo patio, que se construyó cubriendo un antiguo foso, es el más austero y compacto del castillo. Se construyó a mediados del siglo XVIII, y gran parte la ocupa la residencia del presidente de la República Checa.

 

En el centro de la pequeña plaza, hay un pozo del cual se alimenta una fuente barroca. En el lado septentrional se abre el pasaje hacia el puente de la Pólvora, colocado sobre el foso para poder llegar al picadero del siglo XVII, en el que actualmente se organizan muestras temporales.

En el lado meridional del patio se encuentra la capilla de la Santa Cruz, del siglo XVIII, obra de arquitectos italianos. En su interior se expone el tesoro de San Vito, una rica colección de objetos sagrados, entre ellos relicarios, cruces, y suntuosos paramentos bordados.

 

En el ala que albergaba las caballerizas, transformada por el arquitecto esloveno Joze Plecnik en 1929, se encuentra la pinacoteca (Obrazarna), heredera de la colección de arte de Rodolfo II. El emperador tenía a su servicio alrededor de cuarenta pintores italianos, alemanes y flamencos, y una red internacional de anticuarios que buscaban para él cuadros de tema sensual, sus favoritos. La colección llegó a tener 4.000 cuadros pero, tras el saqueo de Praga durante la guerra de los Treinta Años, se dispersó en gran parte.

La pinacoteca se reconstruyó gracias a la readquisición de muchas de sus obras originales y de cuadros relacionados con el gusto imperial.

Entre los numerosos lienzos que se exponen, destacan una sección de pintura alemana y obras maestras de los artistas del siglo XVI veneciano, como Tiziano, Veronese y Tintoretto.

El siglo XVII también ocupa un espacio importante, con obras de Rubens y Guido Reni.

 

Desde el encantador jardín sobre la «roca», un rincón verde que Joze Plecnik colocó con gracia, se puede observar el exterior de la Galería Rudolfinum y de la Sala Española, dos ambientes realizados a caballo entre el siglo XVI y el XVII.

 

Curiosidad: no debe confundirse el tesoro de San Vito, que se expone al público en la capilla de la Cruz, con el Tesoro Real, mucho más valioso, que se encuentra en una capilla de la catedral. Las coronas, los cetros y las insignias del rey de Bohemia están rigurosamente custodiados bajo llave, para ser exactos, bajo siete llaves, y solo se pueden contemplar parcialmente en ocasiones especiales.

 

¡Descarga gratis MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en