MALÁ STRANA, CONVENTO DE STRAHOV

Audio Guide length: 3.06
español Idioma: español

La parte alta del barrio de Malá Strana llega a su fin en la colina panorámica de Strahov, donde, entre viñedos y arbustos, tendrás la sensación de estar fuera de la ciudad.

En la cima de la colina de Strahov, se alza el monasterio homónimo que la orden de los hermanos premonstratenses fundó alrededor de 1140, un lugar de meditación y contemplación inmerso en el silencio. Se reconstruyó casi por completo entre los siglos XVII y XVIII, y ha sido uno de los grandes centros de la cultura y el estudio de la Europa barroca.

 

El complejo tiene el aspecto de una ciudadela de la fe y del saber, organizada alrededor de un patio central al que se accede a través de pasajes en arco.

En este patio, que más bien parece la plaza de una aldea armoniosa y autónoma, se encuentra la iglesia de San Roque, encargada por Rodolfo II en 1602 como agradecimiento por haber puesto fin a una epidemia de peste. Actualmente, se utiliza como espacio para exposiciones de arte. En la misma plaza se sitúa la gran iglesia de la Asunción de la Virgen María, de origen románico, pero renovada con estatuas, estucos, pinturas y decoraciones barrocas de inicios del siglo XVIII.

 

Las joyas del monasterio son las dos bibliotecas, que contienen 200.000 volúmenes en total. La sala «filosófica», realizada en torno a 1670, es tardobarroca, con estucos que incluyen medallones con pinturas al fresco.

En cambio, la sala «teológica» es una obra maestra de la segunda mitad del siglo XVIII; contiene maravillosas librerías con bordes de oro, y está revestida de frescos rococó, obra del pintor austriaco Franz Anton Maulbertsch. En los pasillos que hay entre las dos salas, se exponen valiosos volúmenes y algunas vitrinas con curiosidades procedentes de la naturaleza, como dientes de narval, caparazones de tortuga, probóscides de elefante o peces sierra disecados, que recuerdan a las colecciones eclécticas de Rodolfo II.

 

A continuación, si te interesa, puedes completar la visita del monasterio de Strahov subiendo a la Pinacoteca, que se encuentra en las salas de la primera planta del claustro y conserva partes románicas. La Pinacoteca alberga, en su mayor parte, obras de pintura gótica y bohemia, pero incluye también algunos cuadros italianos y alemanes.

 

Curiosidad: Además de las obras de arte, el monasterio presenta otra importante memoria histórica: la cerveza «San Norberto» que producen los frailes desde el siglo XV y que acompaña a los sabrosos platos tradicionales.

 

Aquí termina nuestra visita al barrio de Malá Strana de Praga. MyWoWo te da las gracias y te cita en otra maravilla del mundo.

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en