TEMPLO MAN MO, PRESENTACIÓN

Audio Guide length: 3.05
español Idioma: español

Hola, soy Juanma, tu guía personal, y junto a MyWoWo te damos la bienvenida a una de las maravillas del mundo: el Templo Man Mo.

El Templo Man Mo se construyó en 1847 durante la dinastía Qing por petición de unos ricos comerciantes chinos.

Se encuentra en el moderno Distrito Central, enclavado entre numerosos edificios.

Desde el exterior, su aspecto es bastante sencillo, hecho de piedra blanca con marquesinas verdes inclinadas y frisos rojos.

 

Al entrar en el patio de enfrente, detente y observa con atención las estatuas, las complejas decoraciones del techo y las inscripciones doradas en caracteres chinos. Notarás que los tres colores dominantes son el verde, el rojo y el dorado. Todos tienen un valor simbólico: el verde representa la paz, el rojo la felicidad y el dorado la realeza y la fuerza.

Al contemplar la estructura verás que hay tres puertas de acceso: son las entradas a tres templos diferentes.

Empezando por tu izquierda se encuentra el Templo Man Mo, el Templo Lit Shing o Lit Shing Kung y el Kung So Assembly Hall.

Te sugiero que empieces por el primero, que lleva el nombre de dos dioses taoístas: Man, dios de la literatura cuyo símbolo es un pincel para escribir, y Mo, dios de la guerra cuyo emblema es una espada dorada.

 

Ahora, pon el audio en pausa y entra.

 

 

En el interior, la atmósfera es profundamente evocadora, impregnada del aroma del incienso y las suaves luces que emanan de los numerosos faroles votivos.

Además de los numerosos palitos de incienso que hay delante de los altares, verás que del techo cuelgan grandes bobinas hechas de este material, como numerosas campanas que arden lentamente: son ofrendas bajo las cuales verás pergaminos rojos colgados que llevan oraciones.

Las dos estatuas que representan a los dioses Man y Mo están lujosamente vestidas, una en rojo y la otra en verde, y adornadas con sombreros dorados. Ambos son puntos de referencia para muchos estudiantes chinos que recurren a ellos para conseguir buenas notas.

Antiguamente, las estatuas se llevaban en procesión con dos ostentosos palanquines dorados muy decorados que aún se pueden admirar aquí.

 

Curiosidad: verás cuatro placas doradas con inscripciones. Están dirigidas a los que entran en el templo; dos hablan de los dioses, uno pide silencio y respeto y el cuarto recuerda a las mujeres que durante su ciclo menstrual no pueden entrar en la sala principal.

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en