TEMPLO DEL CIELO, Salón De Oración Por La Buena Cosecha Segunda Parte

Audio Guide length: 2.56
español Idioma: español

Los dos pabellones que se ven a ambos lados de la Sala de Oración albergaban en el pasado el almacén de las tablas divinas. Ahora el de la izquierda está equipado como Salón de Ceremonias del Culto de la Ceremonia del Cielo, con las herramientas de sacrificio y todo el procedimiento sobre la adoración del Cielo por el emperador, con una reproducción del emperador Qianlong realizando el ritual más importante de la Dinastía Qing. El de la derecha se ha transformado en una sala de música y danza, se pueden ver instrumentos antiguos de música Shao, como campanas y carillones. A través de textos, imágenes, cajas de luz, maquetas y reproducciones sonoras se reconstruye el escenario musical y coreográfico de las distintas ceremonias que se celebraban en el templo.

Otro edificio importante del complejo es la Sala Imperial del Cielo, que se encuentra junto a la Sala de Oración, conectada por tres puertas de cristal. Era el lugar donde se consagraban las tablas divinas. La puerta lateral se llama la Puerta Guxi, que significa setenta años. Observa el techo de la sala, cubierto con pintura azul. Bajo el alero hay una tabla, escrita por el emperador Jiajing de su puño y letra, que anuncia: «Salón Imperial del Paraíso».

En su interior hay santuarios en forma de casita que conservan las llamadas tablas de Dios. En el primer y quinto día de cada mes lunar, los funcionarios les quitaban el polvo y luego quemaban el incienso.

A un lado del altar se puede ver el Pasillo de los Setenta y dos Altares. Es un porche largo, con un techo maravillosamente decorado y tejado de azulejos verdes. Tiene cinco metros de ancho, 350 metros de largo y 72 pequeñas habitaciones que albergaban otros tantos altares. Está conectado con las Cocinas Divinas de atrás.

En la víspera de la ceremonia de sacrificio, el pasillo estaba iluminado por faroles y las ofrendas, que incluían jade, seda, cereales y frutas, se transportaban por el pasillo en una suntuosa procesión.

 

 

 

Curiosidad: al final del pasillo están las Piedras de las siete estrellas, aunque en realidad son ocho. Debes saber que el emperador Jiajing hizo esculpir siete grandes rocas como los picos de las montañas Taishan para simbolizar la unidad de China. Pero cuando Manchuria entró a formar parte del estado, el emperador Qianlong mandó añadir otra.

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en