PALACIO REAL, SALA DEL TRONO

Audio Guide length: 3.03
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

La visita a las salas del Palacio Real se realiza en grupo, pero comprueba que el día que has elegido no estén previstas recepciones de Estado o ceremonias oficiales, ¡ya que correrás el riesgo de quedarte fuera!

Como te decía, entra por la plaza de la Armería. Pasa por el solemne vestíbulo con columnas, a través de un pórtico llegarás a la escalera principal, de 70 escalones, realmente espectacular por sus leones de mármol y frescos conmemorativos.

Desde el rellano de la planta noble pasas inmediatamente a la zona de los aposentos más representativos, con el Salón de los Alabarderos, una de las salas más suntuosas por los tapices del siglo XVIII de sus paredes, pero sobre todo por el magnífico techo con frescos de Giambattista Tiepolo, con la clásica escena de la Apoteosis de Eneas: un luminoso triunfo rococó.

A continuación entras en el solemne Salón de las Columnas, cuyo techo tiene frescos del pintor italiano Corrado Giaquinto (autor también de las decoraciones de la escalera) y que cuenta con unos espléndidos tapices de Bruselas con diseño de Rafael. En esta sala puedes contemplar numerosos retratos de reyes y reinas, entre bustos de mármol de emperadores romanos. La decoración del palacio tiene de hecho como hilo conductor la realeza que se ejerce sobre el mundo, una realeza que va desde los antiguos emperadores a los soberanos de España, que dominaban sobre dos continentes.

Has llegado a la Sala del Trono, la más solemne del palacio, usada todavía hoy para las ceremonias oficiales, y que ha permanecido como era en la época de Carlos III, con una decoración rococó en la que los grandes espejos multiplican la luz y le dan esplendor. Cuatro leones de bronce dorado del siglo XVII son símbolos elocuentes de la soberanía. También aquí, todo el techo está decorado con frescos de Tiepolo. Aunque tenía cerca de setenta años, el pintor veneciano crea con extraordinaria frescura y fantasía la Gloria de España, una escena simbólica que mezcla escudos, banderas, animales, personas y figuras mitológicas para celebrar el esplendor de la monarquía española. Mírala con atención, ya que es una especie de fabulosa enciclopedia barroca y porque después de esta obra maestra el gusto de la corte cambiará, encaminándose hacia el neoclasicismo. Uno de los principales artistas neoclásicos, Anton Raphael Mengs, se convertirá en el pintor oficial del rey, y Tiepolo, considerado obsoleto, tendrá que contentarse con encargos menores, muriendo finalmente en Madrid en 1770.

 

CURIOSIDAD: durante los primeros años de vida del Salón de las Columnas, cada Jueves Santo, la familia real celebraba el "Lavatorio y comida de los pobres", en el que daban de comer y lavaban los pies a 25 pobres, ante las más altas autoridades españolas.

¡Descarga gratis MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en