MONTMARTRE, SAGRADO CORAZÓN

Audio Guide length: 2.51
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Como podrás imaginar por la facilidad con la que su cúpula se detecta incluso en la distancia, la basílica del Sagrado Corazón  es uno de los edificios más altos de la ciudad (por supuesto después de la Torre Eiffel) y te ofrece una vista privilegiada de París.

Tras subir la larga escalinata te encuentras justo debajo de la fachada: sobre el pórtico de tres arcos puedes ver las estatuas de Juana de Arco y del rey Luis IX El Santo. La basílica fue construida como una especie de exvoto hecho por los católicos franceses después de la humillante derrota sufrida en la guerra contra Prusia en 1870, aunque los trabajos de construcción no terminaron hasta después de la Primera Guerra Mundial.

Su estilo debería haber sido románico-bizantino, pero el proyecto se modificó notablemente durante su construcción. El campanario mide 84 metros de altura y desde su cima se tañe la célebre campana mayor, llamada "la Saboyana", en referencia explícita a la anexión de Saboya, llevada a cabo en 1895: ¡piensa que para ponerla en su sitio hicieron falta 34 caballos!

Ahora cruza el pórtico y entra en el edificio. Como puedes observar, el interior presenta una planta de cruz griega, en cuyo centro se erige la gran cúpula. Te recomiendo en especial el mosaico de la bóveda que está detrás del altar, que representa la Maiestas Domini, es decir, la grandeza del Señor. No te pierdas tampoco la oportunidad de subir la escalera de caracol y llegar hasta la parte superior, donde disfrutarás de una espectacular vista de la Ciudad de la Luz: pero ten en cuenta que para subir hay que pagar una entrada adicional, que también te da derecho a visitar la cripta. También hay una galería acristalada que te permite examinar desde arriba el interior de la iglesia.

Después de visitar la gran cripta flanqueada por capillas, aunque bastante sencilla, puedes volver al exterior y tomar la escalinata en dirección al centro de París.

 

CURIOSIDAD: la basílica está construida con un material muy particular, la piedra caliza de Château-Landon, que posee la extraordinaria característica de no retener el polvo ni la contaminación. Además, en caso de lluvia, esta piedra produce, en contacto con el agua, una sustancia llamada calcita: ¡cuanto más llueve, más blanca se vuelve la basílica!

Termina aquí nuestra visita al barrio de Montmartre y a la basílica del Sagrado Corazón. MyWoWo te da las gracias y ¡te cita en otra maravilla del mundo!

¡Descarga gratis MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en