PALACIO DEL LOUVRE, Cour Carrée

Audio Guide length: 2.50
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Una vez pasada la Columnata , podrás acceder al Cour Carré, o Patio Cuadrado, un enorme patio de unos 160 metros de lado que constituye el corazón del complejo del Louvre. También se lo denomina "Viejo Louvre". En su interior puede apreciarse la huella de los siglos. La historia del edificio se remonta al siglo XIII, cuando el rey Felipe II apodado "el tuerto" ordenó la construcción de una fortaleza sobre el ángulo suroeste del Patio Cuadrado. Con el transcurso del tiempo, esta fortaleza hizo las veces de prisión, de arsenal, de depósito del tesoro real, y otras muchas funciones. Te sugiero que hagas algo que muy pocos de los millones de visitantes del museo hacen: visitar los imponentes cimientos de la antigua fortaleza, que salieron a la luz en uno de los túneles subterráneos. Podrás disfrutar de un lugar fascinante.

Durante el siglo XIV, el rey Carlos V ordenó transformar la construcción militar en residencia real. No obstante, debido a toda una serie de vicisitudes acaecidas en Europa, entre las que se encuentran la Guerra de los Cien Años, el edificio quedó abandonado hasta principios del s.XVI, cuando Francisco I lo recuperó. Se eliminó la torre medieval y el Patio Cuadrado adoptó un elegante aspecto renacentista gracias a la construcción de una nueva ala longitudinal al río Sena. Entre ajustes y modificaciones, el Palacio se fue convirtiendo en una elegante secuencia de pabellones y de alas para enlazarlos entre sí: si lo observas con atención, podrás localizar en algunas cerraduras, fachadas y rejas de hierro los monogramas del rey que ordenó su construcción o que renovó alguna de sus piezas.

Durante el reinado de Enrique IV, el edificio del Louvre comenzó a ampliarse más allá del trazado previsto durante la Edad Media y el Renacimiento. En el lado que da al Sena se construyó la extraordinaria estructura de la Grande Galerie, finalizada en 1608 y con 460 metros de largo, que une las edificaciones situadas alrededor del  Patio Cuadrado con el Palacio de las Tullerías. Este último fue mandado construir por Catalina de Médicis, esposa de Enrique II, en el lugar donde se asentaba una fábrica de tejas.

Durante el reinado de Luis XIV los planes de ampliación del Louvre continuaron cerrando el cuadrilátero y elevando el ala oriental. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, cuando el Rey Sol decidió trasladar su residencia a Versalles , el Louvre perdió su función de palacio real y permaneció en un estado de abandono, pasando convertirse en estancias y estudios de artistas.

 

CURIOSIDAD: Con sus 135.000 metros cuadrados, el Louvre es el segundo palacio más grande de Europa, sólo superado por el gigantesco Parlamento de Bucarest, construido por el dictador Nicolae Ceausescu.

 

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en