VERSAILLES, INTERIOR

Audio Guide length: 3.27
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Si bien desde el exterior puede parecer un palacio básicamente uniforme y coherente, durante la visita a los apartamentos interiores te darás cuenta de los muchos saltos que hay entre fechas, estilos y reyes de Francia. Desde el Rey Sol hasta la Revolución, Versalles ha sido el hogar de los reyes de Francia durante 107 años, y aprenderás rápidamente a reconocer las partes que se remontan a la época de Luis XIV, diferenciándolas de aquellas propias del gusto menos recargado de Luis XV, en el s.XVIII. Además, algunas zonas se sometieron a varias modificaciones durante el s.XIX, cuando Luis Felipe I ordenó decorar algunas estancias siguiendo un estilo "neogótico" claramente inadecuado.

La primera estancia a la que accederás será la luminosa Capilla dedicada al rey Luis IX, declarado santo, maravillosamente proyectada por el arquitecto Hardouin-Mansart. La luz procede de sus grandes ventanales, y los tonos blancos y dorados de la decoración aligeran su arquitectura. Viendo la tribuna abalconada resulta fácil imaginarse al Rey Sol mientras asistía a la misa diaria desde allí. De hecho, se podía acceder a ella directamente desde sus aposentos.

 

Pasando de lo divino a lo humano, haz una pausa y accede a la Ópera.

 

La Ópera es el escenario interior diseñado por el rey Luis XV e inaugurado en el año 1770 con un grandioso espectáculo con ocasión del matrimonio del futuro rey Luis XVI con la princesa austriaca María Antonieta. Es puro teatro: el entorno parece ser de mármol, pero no es más que estuco; su forma ovalada favorece una acústica perfecta y unas complejas máquinas permiten modificar la distribución arquitectónica de la sala, para poder celebrar bailes, banquetes o representaciones. El espacio entre las columnas, que recuerdan a los modelos de la arquitectura renacentista de Palladio, llegó a dar cabida a un aforo de hasta 700 espectadores.

 

Prepárate para atravesar las suntuosas salas del Grand Appartement, en el que las estancias se suceden una tras otra: la dirección general de la decoración corrió a cargo de Charles Le Brun, el artista de referencia del clasicismo francés. Frescos, tapices, estucos y esculturas celebran la gloria del Rey Sol. El elemento decorativo más importante de todos ellos, y de todas las obras de arte que se conservan en Versalles, es el busto de mármol de Luis XIV, obra del escultor más destacado de la época barroca: el napolitano Gianlorenzo Bernini. Observa la extraordinaria vitalidad de esa ráfaga de viento que infla como una ola del manto del rey, y la energía que emana el giro de su cabeza. Bernini esculpió, a propósito, una base muy estrecha, sobre la cual la figura del rey se equilibra con una ligereza sorprendente.

 

CURIOSIDAD: ¿Sabías que el "Rey Sol" era un magnífico bailarín? Practicaba a diario, y le gustaba tanto la danza que fue él quien creó el "Ballet de l'Opéra".

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en