BASÍLICA DE SAN FRANCISCO, Iglesia Inferior Simone Martini

Audio Guide length: 3.24
español Idioma: español

En la capilla de San Martín, puedes contemplar la obra de otro artista sienés: el refinado Simone Martini, competidor de Pietro Lorenzetti. Alrededor de 1320, realizó el ciclo de frescos más hermoso de toda la basílica. Empieza por recorrer el conjunto de pinturas con la mirada: tus ojos captarán un extraordinario sentido de la elegancia y refinamiento, tanto que podrías pensar que estás en una corte principesca en lugar de en la iglesia del «pobre».

Después, contempla las escenas una por una: te describiré algunos detalles de cada una.

En San Martín y el pobre, los rizos de la crin del caballo parecen haber sido peinados por un elegante peluquero;

En la cama del Sueño, la luz se desliza sobre la manta escocesa y, a sus pies, hay un robusto arcón para guardar objetos preciosos;

En la Investidura de San Martín como caballero disfrutarás de las expresiones inspiradas y las túnicas del grupo de músicos y de los halconeros;

En San Martín renuncia a sus armas, diviértete con la increíble concentración de enemigos apostados detrás de las montañas;

En la Meditación observa el espacio luminoso y el clérigo que, con extrema dulzura, sacude al obispo, que parece estar dormido;

En la Misa milagrosa, el cándido mantel tiene preciosas decoraciones turcas;

En el Milagro del niño, deléitate con la expresión perpleja del hombre con el gran tocado azul;

En el fresco de la Muerte, observa la maravillosa visión de la cabeza del diácono inclinado sobre el Santo; finalmente, en Exequias, contempla el interior de la iglesia gótica con ventanas adornadas con columnas y perforaciones.

Simone es un pintor sensible. Le fascina el mundo que lo rodea, que considera precioso, y le encanta descubrir y contar los detalles con una curiosidad insaciable.

 

Curiosidad: vuelve a San Martín y el pobre. Quizás hayas notado algo poco comprensible en el cielo sobre la cabeza del caballo. ¿Qué es? Hazte preguntas, descubrirás muchas cosas. En este caso, es una segunda cabeza de San Martín. Pero, ¿qué hace ahí? Esta es la explicación: al principio, Simone había pintado al santo en el extremo derecho, pero luego cambió de idea y lo movió a donde lo ves ahora. Obviamente, lo había cubierto con el azul del cielo, pero con el tiempo el color se ha ido cayendo y la cabeza ha reaparecido.

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en