SANTA MARIA MAGGIORE, Exterior

Audio Guide length: 2.52
español Idioma: español

Durante la Alta Edad Media, las tierras bergamascas tuvieron que hacer frente a terribles sequías, seguidas de hambrunas y peste. En aquella época, para combatir las plagas, se le pedía ayuda a la Virgen. Entonces, la población de Bérgamo suplicó a María para que intercediera, y prometieron construir una iglesia como símbolo de gratitud. Así fue que, en 1137, ante la presencia de todos los ciudadanos y del obispo, se colocó la primera piedra de la basílica de Santa María Maggiore, en el corazón de Ciudad Alta, a medio camino entre dos plazas. La basílica, carente de fachada, tiene dos entradas monumentales a los lados, una en cada plaza.

En una de las entradas, se encuentra el recargado portal «de los leones rojos». Es de estilo gótico y data de mediados del siglo XIV, con espléndidos mármoles blancos y rojos que destacan sobre la humilde arenisca de las paredes.

En la Edad Media, se creía que poniendo un león en la entrada de la iglesia se impedía el acceso a los malvados: aquí puedes ver dos, a los lados del portal, sosteniendo las columnas.

Si levantas la mirada, verás a un orgulloso caballero, flanqueado por dos santos: se trata de San Alejandro, el patrón de la ciudad. Más arriba, como si tratara de proteger al santo y a quienes entren en la iglesia, se asoma la Virgen María con el niño Jesús, en medio de dos santas.

Partiendo del portal de los leones rojos, sigue por el exterior de la iglesia hacia la izquierda. El equilibrado edificio renacentista que hay a la derecha es la Sacristía Nueva; en cambio, el edificio con la fachada de ventanas que hay al otro lado de la pequeña calle es la sede histórica del Ateneo, sede universitaria del siglo XVIII.

No te pierdas la antigua fuente medieval situada debajo de las escaleras. Desde aquí, alza la mirada: podrás disfrutar de unas vistas impresionantes de los imponentes volúmenes arquitectónicos de la iglesia románica.

 

Ahora, pon en pausa el audio y dirígete al lado derecho de Santa María Maggiore.

 

Te encontrarás de frente a un portal medieval, también con dos leones, llamado portal «de los leones blancos» por la claridad del mármol de Candoglia con el que está realizado; se trata del mismo mármol de la catedral de Milán.

Curiosidad: a la derecha tomando como referencia el portal, detrás de una pared, se esconde el monumento más antiguo de Bérgamo Alta: se trata del pequeño y sobrio templo de Santa Croce, construido poco después del año mil.

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en