SANTA MARIA MAGGIORE, PLAZA

Audio Guide length: 2.37
español Idioma: español

Hola, soy Pepa, tu guía personal, y junto a MyWoWo te damos la bienvenida a una de las maravillas del mundo: la basílica de Santa María Maggiore de Bérgamo.

Te encuentras en Piazza Duomo, corazón de la ciudad desde época romana, llena de historia y monumentos extraordinarios. Además de la catedral, con su fachada blanca del siglo XIX, se asoman a esta plaza la fachada trasera del antiguo Palazzo della Ragione y un lateral de la grandiosa basílica de piedra de Santa María Maggiore. La recargada fachada que ves a la derecha de la entrada de la iglesia es la capilla Colleoni, una joya de la arquitectura renacentista.

Antes de visitar Santa María Maggiore, te recomiendo que te dirijas al baptisterio, que se encuentra a la derecha de la entrada protegido por una cancela de hierro forjado. Es un valioso edificio de ocho lados, de gusto gótico, refinado por una pequeña logia de pequeñas columnas de mármol. No nació para ser un edificio autónomo, ya que se realizó en 1340 en el interior de la iglesia de Santa María Maggiore, que fue la catedral hace tiempo. En aquel momento, era una lujosa logia de mármoles blancos y rojos que protegía la pila bautismal.

Se desmontó y se volvió a construir aquí, en la plaza, a finales del siglo XIX.

 

Recuerda que, en la arquitectura sagrada, todo tiene un significado. El baptisterio, lugar donde se empieza una nueva vida con el bautizo, se basa en el número ocho: ocho lados, ocho esquinas, ocho estatuas que, con formas femeninas, representan las virtudes cristianas como la fe, la esperanza o la caridad. Además, en la primera época cristiana, el ocho era el símbolo de una nueva vida.

 

Curiosidad: a la izquierda del portal de Santa María Maggiore, hay algunas barras de hierro de distintos tamaños sujetas a la pared. ¿Para qué crees que servían? Debes saber que, en la Edad Media, no existía una sola unidad de medida que valiera para todo el mundo, como el metro hoy en día; cada ciudad tenía sus propias unidades. Entonces, ¿cómo podían calcular un tejedor o un albañil una medida exacta? Estas barras indican las medidas válidas para la ciudad de Bérgamo. Quien compraba, por ejemplo, una tela y no quería que lo engañaran, podía ir a comprobarlo a Piazza Duomo.

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en