UFFIZI, Palacio

Audio Guide length: 2.58
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Te resumo brevemente la historia de los Uffizi: el palacio fue construido en 1560 por Giorgio Vasari junto al Palacio Vecchio, para dar cabida a las "oficinas" administrativas del gobierno, pero también para convertirse en la primera parte, la más prestigiosa, del largo recorrido reservado que llega al Palacio Pitti, a donde se habían trasladado los grandes duques. Todavía hoy, un pequeño puente conecta el Palacio Vecchio con los Uffizi.

Arquitecto, pintor y escritor, Vasari crea una verdadera obra maestra: derriba algunos edificios anteriores, incluida una iglesia, y diseña una plaza larga y estrecha rodeada en tres lados por una pequeña grada y por el pórtico del nuevo palacio, de dos plantas sobre altas arcadas. El lado más corto, con vistas al Arno, se concibe como una espectacular galería panorámica. En el siglo XIX, la decoración exterior se enriquecerá con la presencia de veintiocho grandes estatuas de florentinos ilustres: las puedes ver en las hornacinas.

Incluso antes de entrar a ver las propias colecciones de la Galería, los Uffizi te impactan desde la planta baja.

Después de la taquilla, una pasarela te conduce al amplio espacio correspondiente a la antigua iglesia románica. En las paredes, en diálogo con algunas obras del siglo XX, puedes admirar los frescos extraídos de los Hombres Ilustres, pintados a mediados del siglo XV por Andrea del Castagno: son famosos los retratos de los poetas toscanos del XIV: Dante, Petrarca y Boccaccio. Al fondo te aguarda otro importante fresco del siglo XV eliminado, la gran Anunciación de Botticelli.

El Gabinete de dibujos y grabados, que puedes visitar en la primera planta del palacio, ocupa el espacio del antiguo Teatro Mediceo. Con más de cien mil láminas de los siglos XIV al XX, expuestas de manera rotatoria en forma de exposiciones temporales, es una de las colecciones gráficas más importantes del mundo.

En el palacio, y especialmente en los largos pasillos de la Galería, hay diseminadas muchísimas estatuas antiguas, tantas que podrías pasar un día en los Uffizi fingiendo que estás en un museo arqueológico e ignorando por completo las pinturas. Harías una inmersión total en las obras helenísticas y romanas, muchas de ellas complementadas por varios escultores toscanos durante el Renacimiento, como por ejemplo el grupo de Laocoonte, completado por Baccio Bandinelli, que en ningún caso te puedes perder. Piensa que hasta Miguel Ángel, en su juventud, se dedicó a este tipo de "restauraciones" de las estatuas clásicas.

 

CURIOSIDAD: El Palacio de los Uffizi fue construido en un barrio de muy mala fama que se llamaba "Baldracca", por el nombre de una famosa taberna y su red de prostitución.

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en