CONVENTO DE LOS CELESTINOS, Introducción

Audio Guide length: 2.28
español Idioma: español

Hola, soy Patricia, tu guía personal, y junto a MyWoWo te damos la bienvenida a una de las maravillas del mundo: el palacio Celestini.

El palacio Celestini fue una vez el convento de los monjes celestinos, una rama de la gran orden de los benedictinos, mientras que hoy es la sede de la Prefectura de Lecce.

Este edificio constituye un único complejo junto con la basílica de la Santa Cruz. Se construyeron al mismo tiempo en 1549 y fueron diseñados por el mismo arquitecto, Gabriele Riccardi, que también diseñó el claustro.

La magnífica fachada se construyó entre 1659 y 1695, y es obra de dos arquitectos de Lecce, Giuseppe Zimbalo, que diseñó el primer piso y Giuseppe Cino, que se encargó del segundo.

Observa la larguísima fachada enriquecida por dos pequeñas logias a los lados: se divide horizontalmente en dos pisos, y verticalmente en once secciones entre las que se abren las grandes ventanas y la puerta de entrada central, ricamente decorada con putti y racimos de frutas. Da la impresión de que el exceso de la fachada de la cercana basílica de la Santa Cruz aquí se ha enredado en un ritmo arquitectónico más ordenado. La fachada está formada por medias columnas que se alternan con 21 ventanas. Fíjate en los marcos, cuyas decoraciones extravagantes expresan la genialidad de los escultores locales: los dos marcos externos superiores poseen barandas y un friso adornado con escudos.

En el grandioso patio interior verás que las decoraciones parecen haber desaparecido por completo. Observa con atención y entenderás por qué: dentro del pórtico podrás ver las columnas que sostenían la fachada del siglo XVII que, sin embargo, en el siglo XIX se cubrió con una nueva de estilo mucho más clásico.

 

 

Me despido con una curiosidad: la orden de los celestinos, a la que pertenecía este convento, fue fundada por Pedro de Murrone. Su historia es muy peculiar. Pedro, hijo de una familia muy modesta, vivía como un ermitaño en las montañas de Abruzzo en condiciones de santidad. Cuando ya era muy anciano, los cardenales, que no se ponían de acuerdo, lo eligieron Papa con el nombre de Celestino V. Tras unos meses, incapaz de gobernar y a merced de las intrigas políticas, decidió renunciar a su cargo y retirarse a un convento.

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en