BASÍLICA DE SAN EUSTORGIO, Introducción

Audio Guide length: 3.16
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Hola, soy Sonia, tu guía personal, y junto con MyWoWo, te damos la bienvenida a una de las maravillas del mundo.

Hoy te acompañaré en la visita a la basílica de San Eustorgio de Milán.

¡San Eustorgio es una de las iglesias más especiales de Milán!

 

Recorriendo todo corso di Porta Ticinese, alejándote del centro, llegarás a una iglesia que se asoma a una agradable plaza arbolada cerca de la Dársena dei Navigli y del Museo Diocesano: se trata de la basílica de San Eustorgio. Es una iglesia de origen muy antiguo, rica en arte y recuerdos y vinculada al culto de los Reyes Magos; fue fundada en el siglo IV después de Cristo y reconstruida casi mil años más tarde, cuando se convirtió en la sede principal de la orden dominica en Milán.

Se trata de un excelente ejemplo de arquitectura románica, con la inconfundible belleza del rojo vivo del ladrillo lombardo. La amplia fachada en forma de "cabaña" es en parte el resultado de las restauraciones que le han devuelto la apariencia que tenía en el siglo XIII, mientras que el lado derecho ha mantenido intacto su aspecto medieval.

 

Te sugiero que pasees a lo largo de la zona peatonal junto a la parte exterior, hasta alcanzar el bello conjunto arquitectónico formado por la elegante capilla Portinari y el fondo circular de la basílica.

En el campanario de 75 metros de alto es bien visible el reloj: míralo con atención porque no es un reloj cualquiera: se instaló en 1309 y es el primer reloj público de la ciudad y también el más antiguo de Italia. En lugar de la habitual cruz, en la parte superior del campanario puedes ver una estrella de 8 puntas, en recuerdo del cometa que guió a los tres Reyes Magos.

 

El interior de la basílica está sostenido por robustos pilares, y es un ejemplo de arquitectura románica sólida y solemne. Te recomiendo que veas un hermoso crucifijo del siglo XIII pintado sobre madera que se encuentra colgado de la nave central y, sobre todo, el denominado "Retablo de la pasión". Este último está situado detrás del altar mayor y es un imponente conjunto de bajorrelieves de mármol en el que colaboraron varios artistas en torno al año 1400: están representadas nueve escenas de la pasión de Cristo.

 

Las capillas del lado derecho son impresionantes. La primera a la derecha es de finales del siglo XV y tiene la forma de un elegante edificio renacentista. En su interior se encuentran obras de arte del mismo periodo, en especial el monumento fúnebre de la familia Brivio, que es un bello ejemplo de escultura lombarda de la época de los Sforza.

Continuando a lo largo de la nave de la derecha, encontrarás una después de otra, las capillas con los monumentos sepulcrales del siglo XIV de algunos miembros de la familia Visconti.  El más importante, con forma de baldaquino, está en la cuarta capilla.

 

CURIOSIDAD: el reloj del campanario no tuvo un comienzo feliz. De hecho, su mecanismo original, probablemente de madera, era tan frágil que se rompió enseguida, en su primera puesta en marcha.

 

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en