CASTILLO SFORZESCO, MUSEOS - PINACOTECA

Audio Guide length: 3.06
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Desde el minúsculo patio de la fuente tienes acceso a la gran escalera que te lleva al primer piso, donde estaban los aposentos de los duques. Allí encontrarás una importante exposición de muebles. Hay para todos los gustos, desde antiguos a los más modernos, los que hoy llamamos de diseño.

Ahora haz una pausa y entra en la sala de Griselda.

 

La sala de Griselda se llama así porque sus frescos ilustran una novela de Boccaccio en la que se habla de un noble que se enamora de una plebeya y la desposa, ¡algo escandaloso para la época! Además, si levantas la mirada, verás que el techo está todo decorado con bellas imágenes del zodiaco.

Ahora haz una pausa y ve a la primera sala de la pinacoteca.

 

En la colección de pintura puedes admirar varias pinturas del siglo XV italiano, como la Virgen y los santos de Filippo Lippi, la refinadísima Virgen con el Niño de Giovanni Bellini y la monumental Virgen y los santos pintada a finales del siglo XV por Andrea Mantegna. Ahora haz una pausa y ve a la sala de los pintores lombardos.

 

Entre las obras de la pintura renacentista lombarda, te aconsejo que mires con especial atención el gran retablo con el Martirio de San Sebastián.

¿Sabías que el gran Leonardo ha influido en al menos dos generaciones de pintores lombardos? Lo puedes ver en el Políptico de San Roque, última obra de Cesare da Sesto, y en las obras de Bernardino Luini. No te pierdas tampoco al parmesano Correggio, cuyo castillo posee dos hermosas obras de la primera mitad del XVI: la Virgen con el Niño y San Giovannino y el retrato de Giulio Zandemaria, que representa a un gentilhombre inmerso en la lectura rodeado de la vegetación de un parque.

La pinacoteca contiene también algunos espléndidos retratos de pintores venecianos del XVI: el Joven con guantes de Lorenzo Lotto, Monseñor de Aramont de Tiziano y el anciano aristócrata Jacopo Soranzo de Tintoretto.

Ahora haz una pausa y ve a la primera sala de pintura barroca.

 

Como verás, además de numerosos lienzos de pintores milaneses del siglo XVII, el Castillo posee algunas bellísimas vistas de pintores venecianos del siglo XVIII, y una curiosidad milanesa: la imagen fiel de la antigua Plaza Mercanti de Milán de Bernardo Bellotto. La plaza Mercanti se encuentra a sólo unos minutos a pie de donde te encuentras, y si no la has visto todavía puedes ir después de la visita al Castillo.

 

CURIOSIDAD: ¿has notado lo ancha que es la gran escalera que conduce a los aposentos de los duques? Puesto que en aquella época no había ascensores, ¡los señores la subían a caballo!

 

¡Descarga gratis MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en