PLAZA DEI MIRACOLI, BAPTISTERIO INTERIOR

Audio Guide length: 3.17
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Lo primero que te sorprende en el interior del Baptisterio es su sobriedad: carente de decoración pero tremendamente sugerente. La alternancia de bandas de mármol claro y mármol oscuro tiene el poder de envolverte de inmediato. 

Atraviesa el pasillo circular y ve a la gran sala central, pasando bajo el imponente anillo de arcos que en el nivel inferior se apoyan sobre columnas y en el superior sobre pilares rectangulares. Después de levantar la mirada para admirar la majestuosidad del edificio y la cúpula troncocónica de la que te he hablado en el archivo anterior, céntrate en la gran pila bautismal del siglo XIII, de forma octogonal, que domina desde un podio con tres escalones. La pila decorada con placas de mármol servía para bautizar a adultos y recién nacidos.

Pero lo más destacado del Baptisterio es el extraordinario púlpito realizado en la segunda mitad del siglo XIII por su propio arquitecto: Nicola Pisano. Tómate unos minutos para dar la vuelta alrededor de su estructura hexagonal: como puedes ver es especialmente compleja, con columnas que se apoyan sobre unos leones o criaturas monstruosas, que representan el pecado que será derrotado por el sacramento del bautismo. La forma hexagonal es una novedad absoluta, hasta entonces los púlpitos eran siempre cuadrados o rectangulares. En los laterales del parapeto, el artista, que era de Apulia, representa algunos episodios de la vida de Cristo: la Natividad y el Anuncio a los pastores, la Adoración de los Reyes Magos, la Presentación en el Templo, la Crucifixión y el Juicio Final. Pero no es sólo la forma hexagonal lo que hace de esta obra un hito en la historia de la escultura italiana: es sobre todo el modo de representar a los personajes, numerosos y de poderosas dimensiones, que participan en las escenas con gran implicación personal, mientras que en las expresiones y en los gestos puedes captar sus emociones. Observa también la influencia de los modelos clásicos, por ejemplo, en la figura de María en las escenas de la Natividad y de la Adoración de los Reyes Magos, en las que se parece más a una matrona romana que a una Virgen gótica. El escultor se inspiró probablemente en los numerosos sarcófagos romanos del vecino Camposanto, que estudió con atención en sus primeros años de actividad en Pisa.

 

CURIOSIDAD: no te olvides de visitar los matroneos, las galerías de inspiración bizantina a las que se llega subiendo por una escalera de caracol. Desde lo alto podrás admirar las intrincadas geometrías del suelo que rodea el altar, de un evidente gusto árabe. También podrás darte cuenta de la excepcional acústica del Baptisterio, famosa en todo el mundo; de hecho, cada 30 minutos los conserjes entonan algunas notas: ¡oirás el eco, una auténtica maravilla!

¡Descarga gratis MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en