PLAZA DEI MIRACOLI, Catedral Exterior

Audio Guide length: 3.00
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Completamente aislada, la Catedral de Pisa domina desde un enorme podio con escalones, como los templos de la antigüedad. Por lo que puedes darle una vuelta completa, algo que te recomiendo encarecidamente que hagas, para que puedas observar los detalles decorativos y disfrutar de las fascinantes variaciones de luces y sombras sobre las superficies de mármol.

Esta obra maestra de la arquitectura románica italiana, dedicada a Santa María de la Asunción, se empezó a construir en el año 1063. En el lado izquierdo de la iglesia puedes ver una inscripción en latín que recuerda solemnemente el evento con estas palabras: "Esta iglesia ha sido construida por los ciudadanos de Pisa, poderosos, valientes y famosos".

Como sucede a menudo en las grandes catedrales medievales, la construcción comenzó desde la parte posterior y se terminó más de un siglo después con la fachada. Su arquitectura se convertirá en modelo para el resto del Campo dei Miracoli, con los elementos que puedes encontrar en todos sus monumentos: volúmenes sencillos, arcadas superpuestas, mármol a rayas blancas y negras y preciosas incrustaciones geométricas con círculos y rombos empotrados en las paredes.

Al dar la vuelta alrededor de la iglesia te intrigará la extraña cúpula que la domina, en la intersección entre el cuerpo principal y el transversal: tiene una forma elíptica con punta en forma de bulbo que recuerda a la arquitectura islámica. Y también de Oriente procede la escultura de un animal fantástico, un grifo de bronce, que puedes ver en el tejado.

En las paredes podrías pasar horas perdido en sus bajorrelieves, en las incrustaciones de mármoles multicolores, en los mosaicos y en los objetos de bronce: muchos de ellos provienen del botín de la famosa batalla de Palermo contra los turcos, que es el origen del nacimiento de esta plaza. Pero ten en cuenta que muchas de las esculturas exteriores son solamente copias: los originales los puedes admirar en el Museo del Duomo.

Te aconsejo que dediques especial atención a las puertas de bronce colocadas en las entradas de la fachada: la más antigua e importante, la del lado derecho, está dedicada a San Raniero, el patrón de la ciudad. Sus batientes datan del año 1180 y representan, con sencillez y eficacia, episodios de la vida de Jesús, comentados con breves inscripciones en latín.

 

CURIOSIDAD: en el exterior de la Catedral, en el lado que da al Camposanto, hay un bloque de mármol en el que notarás unos extraños agujeros negros. La leyenda dice que son las marcas dejadas por el demonio, furioso por su construcción: de hecho, se llaman "las garras del diablo":

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en