PALACIOS VATICANOS ESTANCIAS DE RAFAEL, Estancias De Rafael Introducción

Audio Guide length: 2.59
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Hola, soy Megui, tu guía personal, y junto a MyWoWo te damos la bienvenida a una de las maravillas del mundo.

Hoy te acompañaré en la visita a las Estancias de Rafael.

¡Las Estancias de Rafael son uno de los tesoros más valiosos de los Palacios Vaticanos!

Las encontrarás al final de una larga caminata a través de los pasillos del Vaticano. A menudo están atestadas de gente, pero si has elegido bien el momento de la visita (te sugiero entre la una y las dos), disfrutarás de una de las emociones más profundas y apasionantes que puede ofrecer el arte italiano: cuatro habitaciones consecutivas en las que resplandece el genio de Rafael, en el momento más puro del Renacimiento italiano.

Para entender cómo cambia el modo de pintar de Rafael te aconsejo que no sigas el sentido habitual de la visita, sino el orden cronológico. Por tanto, comienza por la tercera, que es la Estancia de la Signatura, prosigue con la Estancia de Heliodoro, luego con la Estancia del Incendio del Borgo, para terminar con la más grande, la Estancia de Constantino.

Una de las principales preocupaciones del papa Julio II era la de organizarse rápidamente un aposento privado en los palacios del Vaticano: de hecho, no soportaba el recuerdo de su predecesor, Alejandro VI Borgia, que una década antes había encargado decorar sus habitaciones a Pinturicchio.

Los nuevos aposentos papales se terminaron casi al mismo tiempo que la Capilla Sixtina y las obras de San Pedro. Los trabajos empezaron por la sala que pasó a llamarse Estancia de la Signatura, porque allí se firmaban los documentos papales. Para decorarla rápidamente, se reclutó a un grupo de pintores procedentes de diversas regiones.

Rafael, que tenía veinticinco años, formaba parte también de ese grupo, y comenzó a pintar el techo con falsos mosaicos de fondo dorado. El papa no tardó en darse cuenta de que el joven era un pintor excepcional, tanto es así que despidió a los otros y le confió a él todo el trabajo. Rafael estuvo dedicado a la obra en varias etapas durante más de una década, pero la decoración de las cuatro habitaciones no se terminó hasta de su muerte, gracias a los discípulos de su taller.

 

CURIOSIDAD: a pesar de que murió con sólo 37 años, Rafael se hizo más famoso en el extranjero que otros pintores del siglo XVI, gracias a un grabador de su confianza que realizaba copias de sus cuadros. Bajo estos grabados se podía leer la frase en latín: Raphael invenit, es decir "obra de Rafael".

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en