SAN PEDRO, Interior Conclusión

Audio Guide length: 2.38
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Después de renovar la zona del altar mayor con la construcción del baldaquino, Bernini emplaza la espectacular Cátedra de San Pedro al fondo, aprovechando la larga perspectiva central de la basílica. La "cátedra" es el antiguo trono, de madera y marfil, que ves rodeado por un derroche de santos y ángeles. Símbolo de la autoridad del papa, la Cátedra parece estar sostenida en el aire por las estatuas de los cuatro doctores de la Iglesia. Observarás que en el centro de la vidriera oval hay una paloma, símbolo del Espíritu Santo, entre nubes, ángeles y rayos de estuco y bronce dorado.

Pero aún hay más: Bernini realizó otras dos esculturas espectaculares para la basílica: en el atrio, la estatua del emperador Constantino, y en el brazo transversal izquierdo, el monumento funerario del papa Alejandro VII. En esta última obra Bernini explota una vez más el colorista efecto de emplear diferentes materiales, doblando el mármol rojo para simular los pliegues de un rico tejido.

En todas las obras para San Pedro Bernini estuvo ayudado por numerosos colaboradores: la obra constituyó un crisol de estilos al que contribuyeron casi todos los principales escultores y arquitectos del barroco romano.

Tu visita a la basílica continúa con el Tesoro de San Pedro, cerca de la sacristía, donde puedes contemplar objetos litúrgicos, recuerdos históricos y obras de arte. Un tesoro menos rico de lo que cabría esperar, pero ten en cuenta que los soldados mercenarios alemanes hicieron limpieza durante la famosa invasión de Roma de 1527. Te señalo dos obras maestras de la escultura realizadas con más de mil años de diferencia: el Sarcófago de Junio Basso, de mármol, del siglo IV después de Cristo, con escenas de la vida de Jesús; y la Tumba de Sixto IV (el papa que mandó construir la Capilla Sixtina), de bronce dorado, de Antonio del Pollaiolo.

Bajo la nave central de San Pedro puedes visitar por último las Grutas Vaticanas, donde podrás admirar el lugar del martirio de San Pedro, los restos de la basílica paleocristiana y varios sarcófagos de papas, entre ellos el de Juan Pablo II.

 

CURIOSIDAD: según una creencia popular, en la plaza de San Pedro hay un secreto para hacerse rico: ve a la columnata de Bernini y busca la columna sobre la que hace muchos años un alemán grabó su firma. Toca esta firma y ve enseguida a jugar a la lotería con los números de tu nacimiento, año, mes y día. Pruébalo, ¡te tocará seguro!

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en