IGLESIA DE SAN JUAN DE JERUSALÉN Y MUSEO DIOCESANO, Presentación

Audio Guide length: 2.31
español Idioma: español

Cerca del elegante Palazzo Vitelleschi, se encuentra la antigua iglesia de San Juan de Jerusalén, San Giovanni Gerosolimitano por su nombre original en italiano. Se construyó entre finales del siglo XII y principios del XIII, y originalmente pertenecía a la orden de los Caballeros de Malta.

Su fachada, de principios del siglo XIII, se caracteriza por un portal central, rematado por un arco, y por dos puertas laterales. Si observas el portal de la izquierda, podrás ver que el arquitrabe de arriba es en realidad un sarcófago paleocristiano del siglo IV, con la figura en relieve de la difunta a quien perteneció originalmente, representada en el momento de la oración.

El hermoso rosetón central de tracería radial aún conserva, en su parte inferior, algunas de las mayólicas de color celeste que originalmente decoraban todo su perímetro.

En el interior hay tres naves románicas, con pilares compuestos y bóvedas de crucería. Contempla el espléndido fresco de principios del siglo XVI con La Lamentación sobre el cuerpo de Cristo, del que solo se conserva la mitad, atribuido al artista Pier Matteo d'Amelia.  

El cambio, los tres ábsides, bien conservados, son el resultado de una intervención realizada a finales del siglo XIII, que dio al espacio interior un elegante aspecto gótico.

En origen, en la parte trasera de la iglesia se encontraba anexo el hospital, cuya estructura aún existe.

 

 

Ahora, pon el audio en pausa y vuelve a reproducirlo cuando estés fuera.

 

A pocos pasos de la iglesia, en el número 11 de via Roma, se encuentra el Museo diocesano, situado en el Palacio Episcopal del siglo XVI. Entre las numerosas obras que alberga, destacan la tabla románica del Salvador bendiciendo, del siglo XII; La Virgen de la Leche de Antonio del Massaro, «il Pastura»; cuatro tablas de Monaldo Trofi, artista formado entre Umbría y Viterbo, realizadas entre los dos primeros decenios del siglo XVI, entre las que se encuentran la Lamentación sobre el cuerpo de Cristo y el Cristo Resucitado; dos lienzos de Tommaso Conca, primo del célebre Sebastiano Conca; los bustos relicarios del siglo XV de San Teofanio y San Lituardo,  así como otros objetos de plata y preciosas vestimentas litúrgicas.

 

 

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en