GALERÍA SABAUDA, EL SIGLO XV

Audio Guide length: 2.28
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Estás ahora en los espacios blancos y luminosos de la nueva Galería Sabauda.

Echa un vistazo al reloj: para visitar adecuadamente todo el museo cuenta al menos una hora y media.

El museo se divide básicamente en cuatro partes, y quizás te cueste un poco orientarte entre los tramos de escaleras y las diferentes plantas, porque a menudo se organizan exposiciones temporales en las salas. Actualmente la Galería está organizada según el orden cronológico de las obras, y creo que te gustará una innovación museística que consiste en acompañarte de sala en sala reproduciendo los rostros de los artistas más importantes y proporcionando indicaciones útiles y breves.

Entrando por la derecha, ya en las primeras salas puedes encontrar algunos de los tesoros más valiosos del museo, con obras maestras italianas y flamencas del siglo XV. Te recomiendo especialmente un par de obras para que las observes comparándolas: son, por un lado, la Virgen con el Niño de Beato Angelico, y por el otro, San Francisco recibiendo los estigmas, donde el gran maestro flamenco Jan van Eyck te transporta a un paisaje rocoso iluminado por una luz oblicua.

En las siguientes salas puedes admirar muchas tablas con fondo dorado, de estilo gótico tardío; te recomiendo sobre todo las obras de los maestros toscanos, entre las que destaca por su tamaño y por la excelente calidad de ejecución el Tobías y el ángel Rafael, de los hermanos florentinos Antonio y Piero del Pollaiolo. La misma escena la recrea otro pintor toscano del siglo XV, Filippino Lippi: de hecho, debes saber que los comerciantes y banqueros florentinos invocaban la protección del arcángel Rafael en los viajes al extranjero de sus hijos. Y no te pierdas, en una sala especial, la Sagrada Familia, fascinante composición de Andrea Mantegna.

 

CURIOSIDAD: ¿sabes por qué las pinturas flamencas del siglo XV parecen más luminosas y brillantes que las de otras escuelas? El mérito es de la manera de obtener los colores, en este caso diluyéndolos en aceite de linaza, que los hacía más fluidos y transparentes que el temple o el fresco. La técnica de la "pintura al óleo" se mantuvo durante mucho tiempo celosamente en secreto por parte de los pintores de Flandes, y no se extendió al resto de Europa hasta mediados del siglo XV.

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en