GALERÍA SABAUDA, MEMLING

Audio Guide length: 2.47
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Estás ahora ante una de las obras más singulares y atractivas de la Galería Sabauda: la tabla de la Pasión de Cristo, pintada por Hans Memling sobre el 1470. Aunque nació en Alemania, Memling se convirtió en el pintor más importante de la segunda mitad del siglo XV en Brujas, la encantadora ciudad de Flandes que en ese momento era un importante centro comercial y financiero a nivel europeo, y una capital artística en pleno florecimiento.

Con esta invención compositiva Memling transforma en una narración completa la historia de la Pasión de Cristo. El pintor representó muchos episodios de los últimos días de Jesús, desde la Última Cena a la flagelación, del beso de Judas a la Resurrección y el Descenso al Limbo, ¡pero reunidos y ambientados dentro de un escenario urbano único! A primera vista, la pintura podría parecer simplemente un paisaje atestado de figuras, pero al acercarte descubrirás una tras otra las diferentes escenas.

La pintura está ambientada en una Jerusalén imaginaria: si te fijas, el perfil de los edificios, con agujas y altos edificios góticos, ¡se parece más a la de cualquier ciudad comercial del Flandes de la época! De hecho, en aquel momento, la religión animaba a los fieles a personalizar y actualizar los acontecimientos de la vida de Cristo, transfiriéndolos a la realidad y los ambientes de la vida cotidiana, como sucedía con las puestas en escena teatrales y populares de las Representaciones Sagradas.

Con mucha imaginación, Memling crea varios entornos y espacios dentro y fuera de las murallas, en los que coloca las diferentes escenas de la Pasión de Jesús: los personajes son minúsculos, pintados con infinita paciencia, utilizando herramientas y técnicas de miniaturista. ¡Tú también tienes que aguzar la vista para identificar a los personajes y entender lo que están haciendo!

Además de la feliz invención técnica del relato, admira la habilidad pictórica con la que está realizada esta obra maestra: mira por ejemplo el detalle de las murallas de la ciudad, iluminadas por el sol, y nota cómo Memling consigue representar diferentes momentos del día con una representación muy precisa de la luz y los efectos atmosféricos.

 

CURIOSIDAD: a pesar de que fue realizada en Brujas, esta pintura fue encargada por un italiano: el banquero Tommaso Portinari, que dirigía la filial flamenca del Banco Mediceo, el banco florentino propiedad de la familia Medici. En el cuadro también puedes verlo a él, orando de rodillas, en la parte inferior izquierda, mientras que su esposa Beatrice está retratada abajo a la derecha.

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en