MUSEO EGIPCIO, Estatuario

Audio Guide length: 3.00
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

 

Estás ahora en el Estatuario, donde puedes admirar las esculturas más importantes y de mayores dimensiones que alberga el museo. El recorrido ha sido organizado por el célebre escenógrafo Dante Ferretti casi como si fuese una escena de una película, e incluso ha sido bautizado con un título muy cinematográfico: Reflejos de piedra.

Además de esfinges, sarcófagos, inscripciones y elementos arquitectónicos, aquí puedes ver en todo su esplendor las nobles estatuas monumentales de los principales faraones y las deidades egipcias, así como esculturas de príncipes y funcionarios reales que parecen recibirte desde cada lado de la sala.

Las cuatro estatuas más importantes representan a cuatro faraones de los que te hago una pequeña reseña histórica: el primero es Tutmosis II, que perteneció a la XVIII dinastía, que floreció entre el 1500 y el 1300 a.C. El faraón se casó muy joven con su hermanastra para fortalecer su derecho al trono. El hecho de que su esposa fuera hija del faraón y de la reina de Egipto le hacía tener aún más autoridad ante los ojos de sus súbditos y fortalecía su prestigio real. Después de la muerte de su marido, su esposa asumió personalmente el papel de faraón y se convirtió en la segunda mujer de la historia en ostentar este importante título.

Amenofis II también perteneció a la XVIII dinastía. Probablemente reinó junto a su padre, Tutmosis III. Fue un gran conquistador, como te revela uno de sus nombres reales, que significa "Quien somete con su fuerza a todas las naciones".

Por su parte, Tutankamón es probablemente el soberano egipcio más célebre de la XVIII dinastía, y es conocido también como el "faraón niño", porque subió al trono a la edad de nueve años. Su fama está vinculada naturalmente a su riquísimo tesoro funerario, que todavía hoy puedes admirar, íntegramente conservado, en el Museo de El Cairo.

Ramsés II perteneció a la XIX dinastía: hizo construir numerosos monumentos y se le representa a menudo como comandante victorioso, aunque aquí lo veas con un aire pacífico y sonriente. Esta estatua es una obra maestra absoluta del Imperio Nuevo, está en perfectas condiciones de conservación y es una de las piezas más valiosas del museo.

 

CURIOSIDAD: las esfinges eran figuras de la mitología egipcia con cuerpo de perro o león y cabeza humana: las estatuas de las esfinges siempre se erigían cerca de las pirámides como símbolo de protección, para desear al faraón una vida serena en el más allá.

Termina aquí nuestra visita al Museo Egipcio de Turín. MyWoWo te da las gracias y ¡te cita en otra maravilla del mundo!

 

 

 

 

 

 

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en