PLAZA SAN CARLO, VISITA

Audio Guide length: 2.52
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Hola, soy Alfonso, tu guía personal, y junto a MyWoWo te damos la bienvenida a una de las maravillas del mundo.

Hoy te acompañaré en la visita a la plaza de San Carlo.

¡La plaza de San Carlo es el elegante "salón" de Turín!

La dinastía de Saboya está vinculada a Francia por diversas razones históricas: muchos monumentos y características urbanas de Turín, especialmente de época barroca, reflejan el gusto francés. Si has estado en París no tardarás en darte cuenta de que la plaza de San Carlo, la más armoniosa de la ciudad, tiene un inconfundible aspecto parisino, de hecho, se inspira abiertamente en la célebre "Place Royale".

Debes saber que la plaza San Carlo ha tenido muchas funciones a lo largo de los siglos: ha sido sede del mercado, lugar de encuentro de la nobleza y plaza de armas militar. También ha sido durante mucho tiempo un aparcamiento, pero afortunadamente, desde 2004, está cerrada al tráfico, lo que te permitirá reencontrarte con su tono aristocrático y refinado. Los trabajos de pavimentación han sacado a la luz interesantes restos arquitectónicos de diferentes épocas, como por ejemplo unas ruinas romanas y un refugio antiaéreo en la Segunda Guerra Mundial.

¡Mira lo regular y armoniosa que es, toda rodeada de pórticos!

Fue realizada en la primera mitad del siglo XVII. En los dos lados más largos con pórticos puedes ver unos hermosos palacios nobiliarios barrocos. En el centro, sobre un alto pedestal, te recomiendo el importante monumento ecuestre a Manuel Filiberto, el condotiero del siglo XVI que decidió trasladar a Turín la capital del Ducado de Saboya. La escultura es popularmente conocida como "el caballo de bronce", ¡y es un punto de referencia típico para las citas!

En el lado opuesto de la plaza Castello, a cada lado de la via Roma, se alzan dos iglesias barrocas simétricas. A pesar de que las llaman las "gemelas", si las miras bien notarás algunas diferencias. La de la derecha, dedicada a San Carlos Borromeo, es un poco más antigua y dispone de campanario. La de la izquierda es la iglesia de Santa Cristina, y tiene una hermosa fachada diseñada por Filippo Juvarra a principios del siglo XVIII.

 

CURIOSIDAD: debes saber que el gran San Carlos Borromeo llegó a pie desde Milán para venerar la Sábana Santa. Tal vez por eso Manuel Filiberto hizo traer el sagrado sudario desde Chambéry hasta Turín: ¡para acortarle el viaje!

Termina aquí tu visita a la plaza San Carlo de Turín. MyWoWo te da las gracias y ¡te cita en otra maravilla del mundo!

¡Descarga gratis MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en