GRAND CANAL, Introducción

Audio Guide length: 2.30
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Hola, soy Joel, tu guía personal, y junto a MyWoWo te damos la bienvenida a una de las maravillas del mundo.

Hoy te acompañaré en la visita al Gran Canal.

¡El Gran Canal ha sido definido como "la calle más bella del mundo"!

Es un itinerario que puedes hacer de un tirón, viendo pasar las orillas por las ventanillas del vaporetto o haciendo una serie de paradas: los principales edificios tienen sus propios archivos más detallados, mientras que ahora te acompañaré en un viaje por el Canal, partiendo desde la estación hasta la desembocadura cerca de San Marcos.

Si has llegado en tren, muy probablemente ya lo habrás recorrido: es una forma inolvidable de entrar en contacto con Venecia.

Recuerda que la única manera de admirar las fachadas de los edificios que lo convierten en un lugar tan espléndido es recorrerlo desde el agua: hay pocos puntos en los que un muelle o la plaza de una iglesia te permitan una panorámica. Para un paseo por el Gran Canal, el vaporetto es perfecto: en las horas punta puedes verte atrapado entre la multitud, sin embargo, te deja tiempo para admirar los edificios con calma. Una solución intermedia puede ser tomar un taxi, que por supuesto en Venecia son cómodas lanchas. La manera más romántica, pero también la más cara, es confiar en el ritmo apacible de una góndola.

Las góndolas son un elemento insustituible e inconfundible de la escena urbana de Venecia. Todas son negras debido a un antiguo decreto del gobierno, una señal de luto por la terrible plaga que asoló Venecia y todo el norte de Italia en 1630. Si en el pasado era el medio de transporte habitual, hoy en día la góndola representa el lujo, no sólo económico, sino sobre todo de tiempo, de poder explorar los canales más pequeños y los rincones secretos del laberinto de las aguas venecianas, escapando de las atestadas rutas peatonales. Es una embarcación difícil de fabricar y de restaurar, diseñada con un casco que no es recto, sino curvo, para avanzar en línea recta a pesar de tener solamente un remero en la popa, con un solo remo apoyado en un alto escálamo.

 

CURIOSIDAD: los característicos "hierros" de las proas de las góndolas no son sólo un adorno, sino que tienen la función de dar equilibrio al casco, frágil pero muy eficaz. El taller de carpintería en el que se construyen y reparan las  góndolas se llama "squero". En Venecia sólo queda uno: lo puedes visitar cerca de la iglesia de San Trovaso.

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en