SAN MARCOS, PROCURATIE

Audio Guide length: 2.40
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Si quieres apreciar la escenografía de la plaza en todo su esplendor, ve hacia la fachada de la basílica, a la altura de las tres astas para los estandartes (ya que estás ahí, admira los hermosos zócalos de bronce de principios del siglo XVI) y date la vuelta. Desde aquí la plaza te parecerá un escenario teatral, cerrada entre edificios compactos de la misma altura y perfectamente armonizados, aunque en realidad, si los observas con mayor atención, puedes ver que pertenecen a diferentes épocas.

A tu derecha, el lado norte, en dirección a la calle delle Mercerie, está cerrado por un edificio de 150 metros de largo y terminado por la Torre del Reloj, de la que te hablaré en un archivo aparte. El edificio data de principios del siglo XVI, y en la actualidad es la sede de oficinas y tiendas, incluyendo la histórica sala de exposición de Olivetti, una joya del diseño. Se llama "Procuratie Vecchie", ya que en otro tiempo albergaba las residencias de los "procuradores", es decir, los empleados en la construcción y mantenimiento de San Marcos y sus familias.

En el lado opuesto, a tu izquierda, tienes la estructura simétrica de las Procuratie Nuove, construidas a finales del siglo XVI como extensión ideal de la cercana Biblioteca Marciana. Los tres órdenes son como la realización práctica de un tratado de arquitectura inspirado en la antigüedad clásica: dórico en la planta baja, jónico en la primera planta y corintio en la tercera.

Si las miras con atención, te darás cuenta de que las Procuratie no son paralelas, sino que se estrechan hacia la parte posterior. El lado corto, construido en estilo neoclásico a principios del siglo XIX, se llama Procuratie Nuovissime o también Ala Napoleónica.

No puedes dejar de tomarte un aperitivo en uno de los locales históricos de los dos lados de la plaza, de los que el más famoso y exclusivo es el Café Florian, fundado a principios del siglo XVIII bajo las Procuratie Nuove. Entre sus ilustres huéspedes se cuentan el aventurero Giacomo Casanova y grandes escritores como Goldoni, Byron, Goethe y Foscolo.

 

CURIOSIDAD: El Café Florian, que junto con el Procope de París es el más antiguo del mundo, se llamaba originalmente "Alla Venezia Trionfante". Pero como el primer propietario se llamaba Floriano Francesconi, todos los venecianos decían "vamos al Florian". Y así, por aclamación popular, cambió de nombre.

 

 

¡Descarga gratis MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en