SAN SEBASTIÁN, Iglesia

Audio Guide length: 2.45
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

 

Hola, soy Laura, tu guía personal, y junto a MyWoWo te damos la bienvenida a una de las maravillas del mundo.

Hoy te acompañaré en la visita a la Iglesia de San Sebastián.

San Sebastián es, probablemente, ¡uno de los tesoros artísticos más importantes de Venecia!

¿Quieres visitar por fin un monumento veneciano con calma, sin estar rodeado por una multitud de turistas? La iglesia de San Sebastián, construida en la primera mitad del siglo XVI, te sorprenderá. El exterior, bastante sencillo, no te deja en ningún momento adivinar la excepcional riqueza del interior. Entra, y verás.

Poco a poco Paolo Veronese, el más límpido y festivo pintor del Renacimiento veneciano, transformó esta iglesia en una cámara de las maravillas. Si miras a tu alrededor te darás cuenta de que cubrió con pintura prácticamente todo el espacio disponible: altares, órgano, presbiterio, techos, sacristía y tribuna. Y no te hablo sólo de lienzos: para completar el efecto, El Veronés también utilizó la técnica del fresco e incluso se dedicó a partes marginales, como los frisos ornamentales. Si quieres una comparación, este ciclo de San Sebastián no tiene nada que envidiar a la del colega y rival de El Veronés, Jacopo Tintoretto, en la Scuola di San Rocco.

Para hacerte una idea de su empeño, te diré que El Veronés diseñó personalmente el altar mayor y pintó la obra maestra que lo corona; mientras que a los lados, en dos grandes lienzos, representó escenas de la vida y el martirio de San Sebastián.

Una maravilla dentro de la maravilla son los grandes cuadros con episodios de la Biblia colocados en el techo, tallado y dorado: te aconsejo que los observes con un pequeño espejo, ¡para que no te entre tortícolis! Estimulado por el desafío que implicaba este lugar en particular, El Veronés se atreve con perspectivas arriesgadas, con grandes caballos que parecen caerte encima, columnas que dan la impresión de torcerse hacia el cielo, balconadas llenas de personas que gesticulan, y siempre con efectos de gran riqueza y vivacidad de colores.

 

CURIOSIDAD: al Veronés le gustaba tanto este lugar que quiso ser enterrado aquí. En la pared del fondo a la izquierda encontrarás su tumba con una lápida y un busto. A veces algunos turistas dejan flores frescas.

Termina aquì nuestra visita a la iglesia de San Sebastián. MyWoWo te da las gracias y ¡te cita en otra maravilla del mundo!

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en