CASTELVECCHIO, MUSEO PRIMERA PARTE

Audio Guide length: 2.34
español Idioma: español

El Museo de Castelvecchio presenta un amplio y cualificado recorrido por la producción artística de Verona a lo largo de los siglos, desde la Edad Media hasta finales del siglo XVIII.

 

La planta baja está dedicada principalmente a la escultura, mientras que la planta superior se dedica sobre todo a la pintura, pero no faltan objetos significativos de artes aplicadas.

 

La visita comienza con una secuencia de salas que, empezando por algunas preciosas obras de orfebrería lombardas, está dedicada a la escultura monumental románica y gótica. De especial importancia son las grandes esculturas de piedra del siglo XIV y la edad de oro de la familia Scaligeri.

La bella figura de Santa Cecilia, expuesta de espaldas para resaltar las largas trenzas, es uno de los símbolos del museo.

 

Al final de esta serie de salas se empieza a subir al interior de la torre del Mastio, para llegar a las hermosas habitaciones de la llamada Reggia Scaligera, con ventanas que dan al río Adigio y restos de frescos decorativos en las paredes.

 

Las obras del gótico tardío de los siglos XIV y XV marcan el inicio de la parte del museo dedicada a la pintura, con una visión muy completa de la evolución del arte en Verona y en la región del Véneto. En las salas más grandes, con un notable efecto escénico, hay frescos y pinturas de considerable tamaño, pero las obras más bellas y valiosas se encuentran en las salas traseras.

Realmente encantadora es la Virgen del rosal, un trabajo de oro de ensueño probablemente del pintor lombardo Michelino da Besozzo, con la Madonna sentada en un jardín, rodeada de ángeles decididos a recoger rosas. La comparación con la Virgen de la codorniz resulta inmediata, un excelente ejemplo de la pintura juvenil de Pisanello.

En ambos casos se percibe una sensación de cuento de hadas, pero con detalles, flores y animales tomados de la realidad natural.

Otros animales, en el contexto de un paisaje rocoso, se pueden ver en el importante San Jerónimo penitente de Jacopo Bellini, fundador de la familia de pintores venecianos.

 

 

Curiosidad: en noviembre de 2015 fueron robadas diecisiete obras, entre ellas preciosas pinturas de Pisanello, Mantegna, Tintoretto y Rubens. Complejas investigaciones internacionales han permitido la recuperación de todos los bienes robados entre Ucrania y Moldavia, afortunadamente sin dañar las pinturas, y el arresto de los ladrones, empezando por el custodio del museo que había servido de base. Las obras fueron devueltas al museo justo antes de la Navidad de 2016.

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en