CATEDRAL, Visita Interior

Audio Guide length: 3.02
español Idioma: español

Hola, soy Pepa, tu guía personal, y junto a MyWoWo te damos la bienvenida a una de las maravillas del mundo: la Catedral de Verona.

 

La Catedral de Verona es un gran y magnífico edificio que merece la pena descubrir.

Dedicada a Santa Maria Matricolare, la catedral de Verona fue consagrada en 1187 sobre los restos de edificios antiguos, y se ha reformado y ampliado varias veces en los años siguientes.

Visitarla es como hojear un libro de historia de la arquitectura, donde se reconocen las partes románica, gótica y renacentista, en una evocadora y continua superposición.

La variedad de materiales, entre los que destaca el uso del típico mármol rojo de las canteras de las montañas cercanas, produce un efecto de vivacidad.

La fachada ya es un ejemplo de ello: la parte central, con un espléndido portal de doble arco superpuesto, es una magnífica obra románica del siglo XII, rica en bajorrelieves. Las ventanas laterales, esbeltas y estrechas, son góticas, mientras que la parte superior se añadió a finales del siglo XVI.

Otro precioso portal románico se encuentra en el lado derecho.

Ahora, pon el audio en pausa y vuelve a reproducirlo cuando estés dentro.

 

El interior, con altas bóvedas sostenidas por pilares, presenta el aspecto esbelto de la arquitectura gótica del siglo XV.

A principios del siglo XVI, el pintor y arquitecto Giovanni Maria Falconetto dio un armonioso aspecto renacentista a las capillas laterales, enmarcándolas dentro de falsas arquitecturas pintadas.

 

Los altares laterales presentan obras de varios pintores veroneses de los siglos XV y XVI; el cuadro de la Asunción de la Virgen pintada por Tiziano es de gran prestigio. En la misma capilla se encuentra la hermosa tumba renacentista de un obispo, diseñada y esculpida por Jacopo Sansovino.

 

Al final de la nave central hay un elemento arquitectónico vistoso e insólito: un recinto semicircular con columnas, diseñado por Michele Sammicheli en 1534, que rodea la parte más sagrada de la catedral.

 

Al fondo, alrededor del altar mayor, se encuentran frescos diseñados por Giulio Romano.

 

Curiosidad: en la parte trasera de la Catedral hay un alto campanario blanco, fácilmente reconocible desde cualquier parte de la ciudad. La parte inferior es románica, pero la mayor parte del fuste es obra de Sammicheli, del siglo XVI. La parte superior, un poco fría, se finalizó sin embargo en 1926.

 

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en