Audio Guide length: 2.28
español Idioma: español

Hola, soy Pepa, tu guía personal, y junto a MyWoWo te damos la bienvenida a una de las maravillas del mundo: la casa de Rembrandt.

La casa donde vivió Rembrandt en Ámsterdam es una auténtica inmersión en el arte y la vida privada del gran pintor.

Rembrandt dejó su ciudad natal, Leiden, y se mudó a Ámsterdam en 1631, donde pronto se estableció como un hábil retratista y pintor capaz de afrontar cualquier tema con originalidad.

En Ámsterdam se casó con Saskia, la prima de su compañero de piso, y con ella se trasladó a un piso de alquiler. Después, en 1639, decidió comprar un verdadero palacio en lo que se estaba convirtiendo en el barrio judío, a pesar de que Rembrandt era de madre católica y padre calvinista.

Eligió un edificio de considerable tamaño y belleza, diseñado por el arquitecto Jacob van Campen, tanto para albergar las habitaciones de los aprendices y modelos, como para instalarse en una casa que reflejara el rango social alcanzado y tuviera suficiente espacio para sus colecciones.

La casa no trajo suerte a la pareja. De hecho, solo dos años más tarde, en 1642, Saskia murió de tuberculosis después de haber dado a luz al cuarto hijo de Rembrandt, Tito, y después de que los tres hijos anteriores murieran cuando eran apenas unos bebés.

Además, el lujoso palacio estaba por encima de las posibilidades de Rembrandt. Aunque en realidad era uno de los artistas mejor pagados de la época y complementaba sus ingresos dando lecciones privadas, gastaba más de lo que ganaba, sobre todo para comprar grabados y objetos de arte asiático, minerales y hallazgos históricos. De este modo, contrajo una gran deuda que no solo no pudo pagar, sino que lo llevó a la ruina económica, con la declaración de bancarrota en 1656.

Después de una serie de procedimientos legales que duraron algunos años, Rembrandt tuvo que subastar todos sus bienes y, en 1660, dejó la casa para mudarse a un modesto alojamiento en el Rozengracht, en la zona de Jordaan.

 

 

Curiosidad: una mujer contribuyó a la ruina de Rembrandt. Tenía una relación con la niñera de su hijo y esta lo denunció por una falsa promesa de matrimonio, consiguiendo que le diera una paga vitalicia de doscientos florines al año.

¡Descarga gratis MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en