CASA DE REMBRANDT, Barrio Judío

Audio Guide length: 2.57
español Idioma: español

El área que rodea la casa de Rembrandt corresponde al antiguo barrio judío de Ámsterdam.

Al nutrido grupo de judíos de origen ibérico que llegó a Holanda hacia el año 1580, se unieron los judíos de Europa Central y Oriental unas décadas más tarde. Así nació una comunidad populosa, con un fuerte espíritu comercial, abierta a las profesiones médicas, a la industria editorial y, sobre todo, al procesamiento de diamantes. Rembrandt estuvo en contacto directo con muchos miembros eminentes de la comunidad, lo que le permitió hacerse una interpretación particularmente profunda del Antiguo Testamento. Además, el pintor utilizó sus propios modelos de la comunidad para representar los personajes de las Sagradas Escrituras.

La comunidad judía de Ámsterdam tuvo un dramático destino durante la ocupación nazi: de los 140.000 judíos que vivían en Holanda antes de 1941, 80.000 de ellos en la capital, 107.000 fueron deportados a los campos de exterminio y solo 5.450 sobrevivieron. En la actualidad, la comunidad ya no habita en la zona, aunque el barrio ya estaba despoblado desde mucho antes. Las familias judías acomodadas se establecieron en el cercano barrio residencial del Plantage o en otras partes de la ciudad, pero manteniendo los lugares de culto en la zona de origen.

Alrededor de la plaza central, dedicada a Jonas Daniel Meijer, aún puedes ver la magnífica sinagoga «portuguesa», construida en 1671, flanqueada por un centro cultural con una biblioteca. El interior es impresionante: es una gran sala cubierta con bóvedas de madera, sostenidas por columnas jónicas.

Muy importante es el Joods Historisch Museum, «Museo Histórico de los Judíos», dedicado a la vida de las comunidades judías en Holanda. Una sección está dedicada al famoso filósofo Baruch Spinoza. El museo, creado en 1987, ofrece la oportunidad de visitar el grupo de las cuatro sinagogas que la comunidad construyó entre los siglos XVII y XVIII.

 

Curiosidad: te sugiero que no te pierdas el característico mercadillo de Waterlooplein, legado histórico de la actividad comercial judía, que se puede visitar de lunes a sábado, de nueve de la mañana a cinco de la tarde. La gran plaza en la que tiene lugar está dominada por la mole del gran edificio moderno que alberga el ayuntamiento y la ópera, y donde un monumento de piedra negra conmemora la resistencia judía durante la ocupación nazi.

 

 

Aquí termina nuestra visita a la casa de Rembrandt. MyWoWo te da las gracias y te cita en otra maravilla del mundo.

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en