MUSEO BRITÁNICO, Mármoles Partenón Altorrelieves

Audio Guide length: 3.14
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Te hablaré ahora de los elementos decorativos externos del Partenón, comenzando por las llamadas metopas, es decir, los altorrelieves de estilo dórico incluidos en el friso que corría justo por debajo del frontón triangular de la fachada.

En un principio había 92 altorrelieves: aquí en el Museo Británico verás 15 de ellos. Representan escenas de combates mitológicos, que son el símbolo de la lucha entre el orden racional y las oscuras potencias del caos, entre la capacidad de controlar del hombre y sus instintos primordiales: un conflicto ya superado en la época de Pericles, el gran político y general que mandó construir y decorar el Partenón.

La realización de los altorrelieves es anterior a la de los otros complejos escultóricos del templo, como puedes intuir por su estilo más arcaico. También es posible que los distintos maestros tuvieran dificultades para adecuarse a las nuevas concepciones de Fidias, el cual, según un conocido pasaje del historiador y biógrafo griego Plutarco, "lo supervisaba todo".

Otra obra maestra fascinante que verás en breve es el friso en bajorrelieve que estaba colocado justo debajo del techo en el lado exterior de la parte trasera del Partenón: se extendía por todos sus lados, con una longitud total de alrededor de 160 metros y una altura de aproximadamente un metro. El Museo Británico posee casi la mitad del mismo.

En él se representa la procesión organizada en Atenas con motivo de las Grandes Panateneas, un festival que se celebraba cada cuatro años para conmemorar la fundación de la ciudad y en el que participaban magistrados, portadores de ofrendas, músicos, caballeros y representantes de todas las clases de la población. La procesión partía del barrio del Cerámico y subía a la Acrópolis, llevando a las víctimas de los sacrificios y una preciosa túnica votiva bordada especialmente con escenas del mito de Atenea.

El cortejo estaba dividido en dos grupos que partían de la "cela" y se unían en el lado opuesto, en la entrada, donde están representados los dioses del Olimpo, a los que se entregaba la prenda.

La verdadera procesión también terminaba delante del templo: la obra expresa de hecho, en el mármol del edificio sagrado, el orgullo de los atenienses y su relación privilegiada con las divinidades. El cortejo se desarrolla de forma lenta y solemne, y culmina en la inédita y sorprendente imagen de los dioses, sentados como simples mortales, representados con la seguridad de quien siente que pertenece a una civilización superior.

 

CURIOSIDAD: en las salas vecinas también puedes ver los restos de la decoración de la tumba del rey Mausolo de Halicarnaso, realizada en el siglo IV antes de Cristo

Considerada una de las siete maravillas del mundo antiguo, la tumba dio origen a la palabra "mausoleo", usada para definir una tumba monumental.

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en