MUSEO BRITÁNICO, Piedra De Rosetta

Audio Guide length: 2.47
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Te hablaré ahora de uno de los restos arqueológicos más famosos del mundo, ya que permitió descifrar la escritura jeroglífica: la famosa Piedra de Rosetta.

Es una lápida de granito negro, de poco más de un metro de altura, con una inscripción dividida en tres franjas: la primera en egipcio jeroglífico, la segunda en egipcio llamado "demótico", con una grafía diferente, y la tercera en griego.

La estela fue descubierta en 1799 por un capitán del ejército napoleónico desembarcado en Egipto, y lleva el nombre de la ciudad de Rosetta (actual Rashid), situada en el delta del Nilo. El descubrimiento suscitó inmediatamente un gran interés, en cuanto se supo que las tres escrituras se referían al mismo texto. El texto consiste en un decreto emitido en el 196 antes de Cristo con ocasión del primer aniversario de la coronación del faraón Tolomeo V.

Fueron dos los estudiosos que se dedicaron a descifrarla: el físico inglés Thomas Young identificó los nombres del soberano y de su consorte en las tres escrituras; por su parte, el egiptólogo francés Jean-François Champollion, que era un verdadero genio lingüístico, logró terminar el trabajo gracias a su conocimiento de la lengua copta, forma tardía de la egipcia.

El trabajo fue largo y arduo, ya que como ves, el texto de la estela es sólo un fragmento, y ni siquiera es muy largo. Del jeroglífico sólo quedan 14 filas; el demótico tiene algunas más; mientras que el texto griego, en la parte inferior, cuenta con 54 líneas, de las cuales sólo las primeras 27 están enteras.

Mientras recorres con la mirada este texto misterioso, ten presente que se trata de una estela conmemorativa. Anuncia que en honor al faraón Tolomeo V se erigirá una estatua en todos los templos del reino para darle las gracias por haber reducido los impuestos y lograr muchos otros beneficios para el país. Precisamente con el fin de que el decreto fuera entendido por todos, se anuncia la decisión de escribirlo en jeroglíficos (la "lengua de los dioses", que se adoptaba para los monumentos y las ocasiones solemnes), en demótico (la lengua del pueblo) y en griego.

 

CURIOSIDAD: el gran descubrimiento de Champollion fue el de entender que a cada jeroglífico no le correspondía necesariamente una palabra. La escritura jeroglífica no representaba exclusivamente objetos o conceptos, sino que en un mismo texto, cada símbolo podía tener diferentes funciones: como una sola letra, un objeto o un concepto.

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en