NATIONAL GALLERY, Caravaggio Cena En Emaús

Audio Guide length: 2.30
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Entre las obras maestras del siglo XVII de la National Gallery no puedes dejar de ver la Cena en Emaús, obra de Michelangelo Merisi, conocido como Caravaggio.

Este lienzo pintado a principios del siglo XVII supone un momento de transición entre las obras juveniles, que a menudo retratan a jóvenes tocando o jugando a las cartas o bien personifican a Eros o Baco, y las de la madurez, caracterizadas por un estilo más áspero y oscuro.

El cuadro representa un episodio narrado en el Evangelio de Lucas, según el cual, después de la Resurrección, Jesús se revela a dos discípulos. Mientras Cleofás y un amigo se dirigen a Emaús, un pequeño pueblo a pocos kilómetros de Jerusalén, se une a ellos un peregrino desconocido. Poco después, durante la cena en una taberna, el viajero parte el pan pronunciando la plegaria de bendición justo como la había hecho Cristo durante la Última Cena. Gracias a este gesto los dos lo reconocen como el Salvador.

Como puedes ver, Caravaggio elige representar exactamente el momento de la bendición, capturando la reacción estupefacta de los presentes. Los dos comensales no creen lo que ven sus ojos: el de la derecha extiende los brazos como para simular el acto de la crucifixión, mientras que el personaje de la izquierda, vuelto de espaldas, se agarra a los brazos de la silla con las manos, como si estuviera a punto de levantarse por la sorpresa. El codo de Cleofás y el brazo de su amigo (que lleva en el pecho la concha de Santiago, símbolo de los peregrinos que se dirigen a Compostela) parecen perforar la superficie del lienzo, casi involucrándote en el milagro. El único que no se ha dado cuenta de lo sucedido es el posadero, que permanece de pie mirando a Jesús, representado sin barba por Caravaggio.

Con la luz procedente de la izquierda puedes apreciar con claridad meridiana tanto a los personajes como la espléndida naturaleza muerta de la mesa. Todo parece tan realista que casi no te das cuenta del milagro: de hecho, la sombra que proyecta la cara del posadero debería oscurecer el rostro de Cristo, que en cambio está totalmente iluminado.

 

CURIOSIDAD: entre la carne, las jarras y los trozos de pan destaca un cestillo de fruta, que recuerda al bodegón más famoso que se conserva en la Biblioteca Ambrosiana de Milán. También en este caso el recipiente sobresale de la mesa en un equilibrio precario, como si un toque tuyo pudiera dejarlo caer.

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en