NATIONAL GALLERY, El Matrimonio Arnolfini Van Eyck

Audio Guide length: 2.40
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Con la sala dedicada a la pintura flamenca del siglo XV entras de pleno en el Arte con mayúsculas. Teniendo que elegir entre las muchas obras maestras de Jan van Eyck, te hablaré del retrato conocido como El matrimonio Arnolfini, una de las obras de arte más conocidas y reproducidas del mundo, aunque un aspecto nada secundario de su atractivo resida en el misterio que rodea a los personajes.

Se creía que representaba al adinerado comerciante de Lucca Giovanni Arnolfini y a su esposa, retratados en la intimidad de su confortable casa de Brujas, pero recientemente se ha puesto en duda la identidad de los dos personajes principales, y por tanto también la de las dos figuras menores que aparecen reflejadas en el espejo; de hecho, como puedes ver, ahora en el cartelito aparece un prudente signo de interrogación. Por otra parte, sobre el autor, la fecha y la historia de la pintura no caben dudas: ¡incluso está firmada y fechada! La firma puedes verla en la pared del fondo, sobre el espejo convexo: lo extraño es que está en latín, mientras que en otras tablas, como puedes comprobar en esta misma sala, van Eyck prefiere la antigua lengua holandesa o incluso el francés.

En cualquier caso van Eyck reconstruye una escena inolvidable. La lámpara de araña, verdadero centro de la composición, imita con sorprendente credibilidad los reflejos del bronce dorado; los objetos dispuestos de manera ordenada, la elegancia de las ropas y el refinamiento de los rasgos de los dos esposos nos dan a entender su elevado rango social, mientras que el simpático perrito peludo y los zuecos dejados a un lado dan al cuadro un aire más doméstico, además de aludir a la virtud de la fidelidad, tan importante para una unión matrimonial. La presencia del espejo invierte y duplica el espacio pictórico, incluidas las cosas y las personas que están "delante" de los dos protagonistas: aguzando la vista puedes ver dos figuras masculinas: con este truco el autor también implica a los espectadores, que ya no son extraños, sino "personajes" llamados a participar.

 

CURIOSIDAD: los detalles de la pintura son de una finura y un ingenio casi increíbles: si miras por la ventana, enmarcada por ladrillos fijados con cal, llegarás a ver un árbol en el que destaca el color rojo de las cerezas maduras. Van Eyck nos da así a entender que el dormitorio está en la primera planta y que estamos en el mes de junio.

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en