MONASTERIO DE NOVODEVICHY, Introducción Primera Parte

Audio Guide length: 2.49
español Idioma: español

Hola, soy Lidia, tu guía personal, y junto a MyWoWo te damos la bienvenida a una de las maravillas del mundo: el Convento de Novodevichy.

El Convento de Novodevichy o Convento de Nuestra Señora de Smolensk es un maravilloso complejo religioso de estilo barroco ruso, cuya larga historia comienza en 1524 cuando el Gran Príncipe de Moscú Vasily III ordenó su construcción para celebrar la derrota del principado lituano y la reconquista de Smolensk en 1514.

Al año siguiente, el zar ordenó trasladar el precioso icono «Nuestra Señora Hodigitria de Smolensk» desde el Kremlin para conservarlo en la iglesia principal del monasterio, la Catedral de Nuestra Señora de Smolensk. El icono iba acompañado de una solemne procesión, presidida por el zar y el patriarca, que desde entonces se repite cada año desde hace cuatro siglos.

El monasterio se convirtió inmediatamente en el más prestigioso de todo Moscú, con la anexión de 36 pueblos, tierras y tesoros acumulados gracias a la presencia de personas influyentes entre sus muros.

Debes saber que aquí, de manera voluntaria o involuntaria, terminaron sus días varias mujeres nobles, incluso princesas y zarinas, a menudo obligadas a tomar sus votos.

Fue principalmente gracias a la zarina Sofía Alekseevna que a finales del siglo XVII el monasterio alcanzó su máximo esplendor con el fortalecimiento de sus murallas y las 12 torres, la decoración de la catedral y la construcción de nuevas salas, incluido el magnífico campanario de 72 metros de altura. Después de todas estas iniciativas, el convento pasó a ser su prisión cuando el zar Pedro el Grande ordenó que la encerraran como monja hasta su muerte.

A principios del siglo XVIII había tres princesas «caídas en desgracia» que murieron aquí y fueron enterradas en la Catedral, que aún hoy alberga sus tumbas: Sofia Alekseevna, Catalina y Evdokiya Lopukhina, la hermanastra, la hermana y la esposa repudiada de Pedro el Grande respectivamente.

Aunque en los siglos siguientes el convento vivió momentos difíciles, siempre ha sobrevivido gracias a la tenacidad de las monjas, que en 1812 lograron impedir que las tropas napoleónicas lo destruyeran.

 

Curiosidad: Cuando el Gran Príncipe Vasily III construyó el convento todavía no tenía herederos, aunque llevaba 20 años casado, por lo que se dice que construyó el monasterio a cambio de permiso para casarse con una nueva esposa, con la que finalmente tuvo dos hijos.

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en