JARDÍN DE VERANO, Palacio De Verano

Audio Guide length: 2.41
español Idioma: español

El Palacio de Verano, que a principios del siglo XVIII era la residencia de verano del zar Pedro el Grande, está situado en un rincón del Jardín de Verano, en un promontorio que se extiende entre el río Nevá y el río Fontanka.

La característica del palacio que más sorprende de primeras es su sencillez en comparación con otras residencias imperiales, pero así es exactamente como el zar lo quería.

Inicialmente, aquí había una granja que Pedro I compró y reformó en estilo holandés en 1707, pero poco después encargó al arquitecto Domenico Trezzini que la sustituyera por el pequeño edificio actual, que constaba de dos plantas con siete habitaciones cada una: el zar ocupaba la planta baja, mientras que su esposa e hijos vivían en la planta superior.

A partir de 1725, tras la muerte de Pedro I, el edificio fue habitado por los sirvientes y un conserje, y luego pasó a utilizarse como residencia de verano para funcionarios importantes. Afortunadamente, no ha sufrido cambios radicales e incluso en su interior se conservan algunos muebles originales, como estufas de azulejos, armarios de madera, el revestimiento de azulejos holandeses de algunas estancias o los paneles de madera de algunas habitaciones de la primera planta. Una de las salas más interesantes de la planta de arriba es el Estudio Verde, con pinturas de época, muebles, tapices, porcelana y cristalería.

En 1917, después de la revolución rusa y con el fin de la monarquía, el palacio fue utilizado como museo, pero no fue hasta 1934 que se realizaron las exposiciones dedicadas a reconstruir la historia del zar Pedro el Grande. El edificio se restauró por primera vez después de la Segunda Guerra Mundial, y sufrió una segunda restauración más profunda en los años sesenta para permitir que los visitantes conocieran un poco mejor la historia del zar Pedro I, fundador de San Petersburgo, a través de la ropa, los objetos personales, el mobiliario y las obras de arte expuestas.

 

 

Curiosidad: este palacio fue el primero de la ciudad en tener agua corriente, proveniente del río Fontanka. Pedro el Grande compró una bomba en Inglaterra que abastecía las fuentes del parque y el edificio, de ahí el nombre del río.

 

 

Aquí termina nuestra visita al Jardín de Verano. ¡MyWoWo te da las gracias y te cita en otra Maravilla del Mundo!

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en