PARQUE GÜELL, Visita

Audio Guide length: 2.50
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Si te preguntas por qué el parque está construido en una pendiente, debes saber que fue el propio Gaudí el que no quiso allanar el terreno. Es más, gracias a un atento trabajo de recogida y canalización de las aguas, logró transformar esta zona árida e inhóspita ¡en un paraíso de vegetación! Algunos de los habitantes más disparatados del parque, como la escultura de la alegre salamandra, ocultan válvulas y grifos.

El nombre del parque, construido con cerámicas de colores, te da la bienvenida desde la cancela de entrada. A derecha e izquierda puedes ver los dos únicos edificios que se construyeron: la villa piloto y la casa del guarda, con divertidos techos con pináculos.

Y ahora empieza a subir la larga escalinata que te lleva hasta la cima de la colina, donde encontrarás la fuente con la salamandra, que es el símbolo del parque: un simpático dragón sonriente, cubierto de fragmentos de cerámicas de múltiples colores.

En este parque el color está por todas partes: Gaudí revistió su arquitectura con animadas mayólicas, dando al complejo un aspecto de fábula. Adelantándose enormemente a su tiempo, el arquitecto trabajó con materiales reciclados: recuperó de los vertederos los restos de los trabajos de una fábrica de cerámicas industriales y los transformó en extraños mosaicos que se convirtieron en el sello distintivo de su arte.

El edificio que ves en la parte superior de la escalinata, con cúpulas en el techo, se llama "templo de las cien columnas", aunque hay solamente 86. Como ves, es una mezcla entre la arquitectura griega y la decoración de estilo modernista, con techos de los que cuelgan estalactitas hechas de hormigón y paredes que parecen rocas, para recordarte la pasión de Gaudí por la naturaleza. De forma alterna, en lugar de una columna, aparece un rosetón de cerámica.

A través de pasajes inclinados y cubiertos, realizados en la pendiente y sostenidos por columnas en espiral, ¡puedes subir aún más alto! Llegas así a la gran terraza coronada por una balaustrada-banco, una onda continua que te envuelve y acoge, desde la que se disfruta de excelentes vistas de Barcelona y de las agujas de la Sagrada Familia.

En la casita de la entrada encontrarás la Casa Museo de Gaudí, donde además de proyectos y pinturas puedes admirar los muebles originales de su dormitorio y su estudio.

 

CURIOSIDAD: Gaudí fue apodado el "arquitecto de Dios", porque deseaba sobre todo crear obras que sirvieran de comunicación entre los hombres y Dios.

Termina aquí nuestra visita al Parque Güell. MyWoWo te da las gracias y ¡te cita en una nueva maravilla del mundo!

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en