PEDRERA, Interior

Audio Guide length: 2.34
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

Si te sorprende el trazado sinuoso de la fachada de la Pedrera, espera a ver el interior, ¡donde no hay una sola línea recta! La entrada de los visitantes está en el carrer Provença. Por desgracia, desde que el banco Caixa Catalunya compró el edificio en 1986, los únicos espacios abiertos al público son la terraza, el Espai Gaudí, un apartamento y las salas de exposiciones.

El interior se articula en torno a dos patios separados, uno circular y el otro oval. Puedes coger el ascensor y empezar tu visita desde el apartamento, dividido en dos alojamientos en la cuarta planta del edificio. En el primero asistes a la proyección de un vídeo sobre la historia social y arquitectónica de la ciudad durante las dos primeras décadas del siglo XX. En el segundo haces un viaje en el tiempo y te encuentras en la casa de una familia burguesa de principios de los años 30, con elementos originales y muebles de la época.

A propósito de decoraciones, en algunos de detalles de la Pedrera puedes admirar la técnica llamada "trencadís", que quiere decir "troceado". Debes saber que a finales del siglo XIX existía la costumbre de introducir brillantes fragmentos de cerámica en el mortero de los revestimientos de los edificios catalanes. Este tipo de decoración se llevaba a cabo normalmente con mucha lentitud, pero un día, visitando el taller de un colega, Gaudí probó a romper una baldosa y a lanzar los fragmentos "a puñados". Ejemplos famosos de esta feliz invención son la fachada de la Casa Batlló y la alegre salamandra de la fuente de la entrada del Parque Güell.

Ahora sube al ático, que alberga el Espai Gaudí, con una retrospectiva dedicada al maestro, en la que puedes ver otros ejemplos típicos de su arquitectura, inspirada en la naturaleza. Te recomiendo encarecidamente un paseo por la terraza, tanto para disfrutar del ajetreo de las compras en el passeig de Gràcia como para admirar el despliegue de chimeneas que presiden el tejado, cuyo movimiento se acentúa por el sube y baja de escaleras.

Antes de bajar a la primera planta, párate a observar la decoración de la escalera y los motivos formados por líneas trenzadas de los pasamanos, de hierro forjado.

 

CURIOSIDAD: el tejado de la Casa Milà se ha definido como garaje espacial y pista de aterrizaje para extraterrestres... tanto es así que el director George Lucas se inspiró precisamente en las chimeneas de la Pedrera para los uniformes de los soldados de su película la Guerra de las Galaxias.

Termina aquí tu visita a la Casa Milà. MyWoWo te da las gracias y ¡te cita en otra maravilla del mundo!

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en