MUSEO DE ARTE OCCIDENTAL, Atrio Rodin

Audio Guide length: 2.43
español Idioma: español

En el atrio del museo se puede ver la versión del Pensador que data de 1882-83, quizás la escultura más famosa de Rodin y una de las más admiradas del mundo. Sin embargo, no existe una sola copia, sino varias piezas de bronce realizadas con el molde de arcilla. La que estás admirando ahora es de 1904.

La estatua representa la imagen del hombre meditativo que ya has visto en la Puerta del Infierno. La idea de Rodin era representar a Dante Alighieri, autor de la Divina Comedia, aunque la escultura no se le parezca, tanto que inicialmente la estatua también se llamaba El poeta.

El hombre, en meditación profunda, está desnudo porque Rodin se inspiraba en la escultura clásica griega que idealizaba el equilibrio entre la belleza interior y exterior. Pero para realizar esta estatua, que muchos creen que representa la filosofía, Rodin se inspiró en el Pensieroso que Miguel Ángel había esculpido en la tumba de Lorenzo De Medici en la Basílica de San Lorenzo, Florencia.

Entre las otras estatuas de Rodin que hay en el museo, catorce en total, también te recomiendo la de San Juan Bautista. El modelo de la estatua era un campesino italiano que visitó el estudio del artista. Rodin vio la figura del santo en el porte, en el físico y en el rostro místico del campesino.

La particularidad de la estatua, que reproduce la musculatura natural del hombre sometido a la fatiga del trabajo en el campo, reside en la posición de las piernas separadas como si estuviera caminando, pero al mismo tiempo rectas y con ambos pies en el suelo; una postura antinatural para un hombre que se está moviendo. El propio Rodin declaró que no quería representar el caminar, sino el impulso de hacerlo.

También de gran valor es la escultura Fugit amor, que en latín significa «amor fugitivo». La estatua, de 1887, aunque llena de erotismo y sensualidad, retrata a dos amantes en una posición absolutamente antinatural: ella está tumbada y él se desliza sobre su espalda, indicando la fugacidad y el rápido final del amor carnal. Si lo recuerdas, esta figura también aparece entre las de la Puerta del Infierno. Puedes compararla con otra escultura de fuerte erotismo titulada Soy bella, en la que un hombre desnudo levanta a una mujer para afirmar el vínculo entre los dos sexos.

 

Curiosidad: Rodin amaba tanto al Pensador que quiso que se colocara una copia sobre su tumba.

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en