VILLA DE LOS ZARES, Palacio De Alejandro

Audio Guide length: 2.45
español Idioma: español

El segundo gran palacio de la Villa de los Zares es el Palacio de Alejandro, construido por Giacomo Quarenghi por orden de Catalina la Grande, como regalo de bodas para su sobrino favorito, Alejandro I.

El palacio, terminado en 1796, está considerado uno de los mejores edificios neoclásicos construidos en Rusia. Quarenghi, que originalmente diseñó el edificio para San Petersburgo, creó una verdadera obra maestra, armoniosa y con una meticulosa decoración. La fachada principal es especialmente impresionante por la magnífica columnata central y las alas que sobresalen a ambos lados.

Alejandro, una vez en el trono, donó el palacio a su hermano Nicolás, quien hizo mejoras en el interior y en los jardines. En esta época se construyó el famoso Salón de la Montaña, equipado con un gran tobogán para los hijos de Nicolás I.

El Palacio de Alejandro es famoso, principalmente, porque fue la residencia del último zar Nicolás II quien, junto con su esposa Alejandra Fiódorovna, decidió refugiarse aquí después del Domingo Sangriento de 1905, cuando la guardia imperial disparó contra los manifestantes desarmados, un evento que hizo que el Palacio de Invierno fuera demasiado peligroso.

La pareja imperial convirtió el salón de baile en la Habitación del Arce y el Nuevo Estudio, y agregó nuevas habitaciones para sus hijos en el piso superior. La emperatriz Alejandra, junto con el arquitecto Meltzer, eligió el estilo Art Nouveau, considerado «burgués» y no imperial: la más famosa de las habitaciones renovadas es la Habitación Malva.

El edificio también fue equipado con electricidad y teléfono, y hasta se instaló un ascensor en 1899. Con la difusión del cine, también se construyó una cabina de proyección en la Sala Semicircular.

En el palacio se puede ver una exposición dedicada a los últimos Romanov, con fotografías, maquetas, efectos personales y proyecciones de un documental grabado durante el reinado de Nicolás II.

 

Curiosidad: después de la Revolución de Octubre, el interior del palacio se conservó intacto para que el pueblo viera cómo vivían los zares. Como los visitantes aún mostraban mucho interés y simpatía por la monarquía, en 1930 el gobierno decidió cerrar el palacio.

 

Aquí termina nuestra visita a la Villa de los Zares. ¡MyWoWo te da las gracias y te cita en otra Maravilla del Mundo!

 

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en