PUERTA DE BRANDEBURGO, Presentación

Audio Guide length: 2.25
español Idioma: español

Hola, soy Dani, tu guía personal, y junto a MyWoWo te damos la bienvenida a una de las maravillas del mundo: la Puerta de Brandeburgo.

La Puerta de Brandeburgo es el monumento más famoso, elogiado y fotografiado de Berlín.

En 1791, el rey prusiano Federico Guillermo II encargó la obra al arquitecto alemán Carl Gotthard Langhans como símbolo de paz y de unión entre los pueblos. El arquitecto se inspiró en los propileos de Atenas, el colosal acceso a la acrópolis de la capital griega. La Puerta está compuesta por seis columnas a cada lado, que dejan espacio a cinco aperturas: la central estaba reservada a la familia real, mientras que el pueblo pasaba a través de las puertas laterales. Está coronada por la famosa cuadriga de la victoria, obra de Johann Gottfried Schadow, que representa a la diosa de la victoria mientras dirige un carro tirado por cuatro caballos.

 

Como podrás observar, la Puerta tiene dos estancias laterales, que hace tiempo albergaban la aduana y el cuerpo de guardia. Ahora son la sede de una oficina de información y de una interesante habitación, llamada «del silencio», ya que está destinada a la reflexión y a la meditación sobre el valor de la fraternidad.

 

Arco de triunfo y acceso histórico a la ciudad, la Puerta de Brandeburgo se encuentra en la plaza de París, Pariser Platz por su nombre en alemán, que un tiempo fue el «salón de bien» de la capital y constituye una bienvenida ideal para los visitantes. Separa el parque Tiergarten de la majestuosa avenida Unter den Linden.

 

La Puerta de Brandeburgo adquirió un enorme valor simbólico durante la Guerra Fría porque se encontraba en la frontera entre las dos partes de Berlín. Justo aquí, el 13 de agosto de 1961, empezó la construcción del Muro, y la puerta se convirtió en uno de los ocho pasajes por los que los berlineses del oeste tenían permitido cruzar para visitar a sus familiares en la parte este.

 

 

Me despido con una curiosidad: en 1806, Napoleón se llevó el carro de la Victoria a París. Los alemanes lo recuperaron en 1815, tras la derrota definitiva de Bonaparte. Con motivo de la ocasión y para celebrar la victoria, el artista Karl Friedrich Schinkel le añadió una insignia entre las manos con una cruz de hierro envuelta en una corona de roble con un águila, símbolo de Prusia.

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en