ACCADEMIA CARRARA, SALA 21 Y SALA 23

Audio Guide length: 2.53
español Idioma: español

La sala 21 está dedicada a los retratos del pintor bergamasco más importante: Vittore Ghislandi, más conocido como Fra Galgario, es decir, fray Galgario; en 1675, con apenas veinte años, el artista entró en la Orden de los Mínimos de Venecia. Puedes ver al pintor en su conocidísimo Autorretrato de 1732, en el que el anciano artista, vestido con su cogulla de fraile, se retrata a sí mismo mientras pinta a un niño.

 

Ahora, pasa al Retrato del conde Giovanni Secco Suardo y su siervo.

 

Los retratos de Fra Galgario se caracterizan por la profundización en la psicología de los personajes. Como habrás observado, el conde está representado de modo informal, sin la típica peluca enorme, con la camisa desabrochada y acompañado por el siervo que, con su expresión pícara y astuta, casi le quita protagonismo.
También puedes observar las dotes de retratista psicológico de Fra Galgario en el Retrato de Bertrama Daina de Valsecchi, en el que plasma tanto la suntuosidad de las vestimentas y las joyas como el envejecimiento del rostro de la mujer, sin esconder nada.

 

Ahora, pon en pausa el audio, contempla el resto de cuadros de esta sala y de la siguiente, y vuelve a reproducirlo en la sala 23.

 

En esta sala observarás numerosos cuadros de instrumentos musicales apoyados sobre una mesa. Son obra de Evaristo Baschenis, bergamasco, uno de los mejores pintores italianos del siglo XVII y considerado el inventor de la naturaleza muerta de tema musical. En sus imágenes de inmovilidad y absoluto silencio, parece que el inexorable paso del tiempo se mida solo por el polvo sobre los objetos.

 

Antes de salir, detente a contemplar el Canal Grande da palazzo Balbi, una obra maestra de 1728 del célebre paisajista veneciano Antonio Canal, más conocido como Canaletto. El pintor plasma con meticulosa exactitud la realidad topográfica de Venecia, usando una luz clara y precisa, estudiada para mostrar la claridad y luminosidad de todos los detalles.

 

Curiosidad: Canaletto usaba con frecuencia una cámara oscura, una especie de antecesor de la cámara de fotos. El pintor se ponía un paño sobre la cabeza para aislarse de la luz y calcar las líneas de los edificios, proyectadas en un folio a través de una lente introducida en una caja sobre un trípode. De esta forma, los dibujos se trasladaban al lienzo.

 

Aquí termina nuestra visita a la Accademia Carrara. MyWoWo te da las gracias y te cita en otra maravilla del mundo.

¡Descarga gratis MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en