MARAVILLAS DE LA GASTRONOMÍA, Introducción

Audio Guide length: 3.01
español Idioma: español

 

Hola, soy Dani, tu guía personal, y junto a MyWoWo te damos la bienvenida a los maravillosos sabores de la cocina bergamasca.

 

Las especialidades bergamascas son muy numerosas, tienen orígenes muy antiguos y utilizan productos de la llanura y de los valles de los alrededores.

Los entrantes más típicos son los embutidos, que se elaboran artesanalmente en la zona. Sin duda, los más famosos son el salame della bergamasca, un salami muy tierno y aromatizado con vino; el cacciatore, un salami pequeño con pocas semanas de curación; el cotechino, un tipo de embutido que se cuece, además del tocino, la salchicha y la panceta.

 

En cuanto a los primeros platos, el más conocido son los casoncelli, un tipo de pasta rellena de carne, queso y verdura, con forma de caramelo, servidos con mantequilla derretida, queso grana padano rallado, panceta y salvia. También podrás probar los Scarpinocc, raviolis de pasta fresca rellena cuyo nombre deriva del parecido que guardan con los zapatos que se usaban antiguamente en Parre, el pueblo de Val Seriana del que provienen. En este caso, el relleno no contiene carne, sino pan rallado, queso y especias.

 

El plato típico por excelencia es la polenta e osei, es decir, polenta y pájaros.

El verdadero plato tradicional, tan delicioso como prohibido en la actualidad, consiste en polenta acompañada de pequeños pájaros salteados con vino y panceta.

Visto que los pajaritos han... volado, hay que conformarse con los oselì scapac, «pajaritos fugados», es decir, rollitos de ternera, panceta bergamasca, salvia, especias y vino.

Te recomiendo también el brasato della bassa, un muslo de ternera estofado en vino tinto; el conejo a la bergamasca, un guiso con tocino y enebro, y el estofado de liebre. También son muy comunes las salchichas a la parrilla, llamadas strinù.

 

Mención especial merece la polenta de la que te he hablado antes. Es un plato típico regional a base de harina de maíz cocida lentamente. Se puede preparar de muchas formas: servida como guarnición de los segundos platos, con ragú de carne o salchicha, o con salsa de setas. Te recomiendo que pruebes la famosa polenta taragna, que se prepara cociendo la harina de maíz con queso derretido. En Bérgamo se usan el branzi o el formai de mut, queso de monte procedente de los valles de los alrededores.

 

Curiosidad: si te gusta el helado, debes saber que la famosa stracciatella nació precisamente en Bérgamo en 1961, en una heladería de Colle Aperto, en Ciudad Alta.

 

¡Que aproveche!

 

¡Descarga MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en