BRERA, LOS DESPOSORIOS DE LA VIRGEN

Audio Guide length: 2.48
Autor: STEFANO ZUFFI E DAVIDE TORTORELLA
español Idioma: español

A la izquierda del retablo de Piero della Francesca puedes ver el cuadro Los desposorios de la Virgen. No te lo vas a creer, pero esta obra maestra fue realizada por un artista que apenas tenía veintiún años: se trata de Rafael Sanzio, sumo pintor y arquitecto que vivió entre los siglos XV y XVI.

La escena representa el momento en el que José coloca la alianza de bodas en el dedo de María, al fondo hay un gran templo y más a lo lejos se ve un agradable paisaje de colinas. Con una expresión de timidez conmovedora, María extiende su mano para recibir la alianza ofrecida por José, mientras el sumo sacerdote une en matrimonio a los dos jóvenes esposos.

Más importante aún que la escena del matrimonio, el verdadero protagonista de la composición es el templo, que como puedes ver se encuentra exactamente en el centro de un espacio en perspectiva: las figuras se disponen con naturalidad a lo largo de una serie de semicírculos, que reflejan la forma de la cúpula y la forma del propio cuadro. Constituye una genialidad la doble puerta abierta en el centro del edificio, que te permite mirar a través del mismo hacia el luminoso horizonte.

Gracias a la refinada selección de las luces y a la armonía de los colores, sobre la escena pende una gracia suspendida, una atmósfera de poética melancolía. Ninguna fisonomía resulta recargada, ningún sentimiento prevalece sobre los demás, los gestos siempre son comedidos. Observa el grupo de jóvenes de la derecha, que están rompiendo unos palos. Te preguntarás el motivo de este extraño gesto. La explicación se encuentra en un episodio contado en uno de los llamados evangelios apócrifos, es decir, que no están reconocidos oficialmente por la Iglesia. Parece que María tenía varios pretendientes, de entre los cuales se casaría con aquel que lograse hacer florecer milagrosamente una vara de madera. Si observas el cuadro de cerca, notarás que en la parte superior de la vara que José lleva en la mano se ven unas florecitas blancas, mientras que los otros pretendientes, decepcionados, rompen los palos, que ya resultan inútiles.

La tabla procede de la iglesia de San Francisco de Città di Castello, y es en la práctica un botín de las guerras napoleónicas: todavía hoy, periódicamente, los habitantes de la ciudad umbra tratan de obtener su restitución.

 

CURIOSIDAD: hay una rareza en los Desposorios de la Virgen: José le desliza el anillo en su mano derecha. Esto ha hecho pensar que Rafael lo pintó delante de un espejo.

¡Descarga gratis MyWoWo! La aplicación de viajes que te proporciona información sobre las maravillas del mundo.

Comparte en